Pocas veces se les dice “NO” a los Rolling Stones, pero una leyenda española lo hizo

Una pista: su nombre real es José Monje Cruz y nació en una isla

podcast

El Pirata y su Banda_Resumen_06/05/2021

Pulsa para reproducir el podcast

  • Lucía Campo

Tiempo de lectura: 2’

Tal día como hoy, 6 de mayo, del año 1965 nacía uno de los riff de guitarra más conocidos: “(I can't get no) Satisfaction”. La historia de cómo llegó este riff a la cabeza y las cuerdas de la guitarra de Keith Richards es muy conocida porque la verdad es que es divertidísma. Estando de gira los Rolling Stones en Clearwater, Florida, mientras se preparaban para dormir cada uno en su habitación, a Richards le dio por ponerse a juguetear con su nuevo amplificador Gibson "Fuzz Box"; jugando descubre un nuevo riff de guitarra, uno que le gusta tanto que le da al play a su grabadora para que quede registrado. Además él no para de repetirlo con su guitarra una y otra vez hasta que llega un momento en el que se queda dormido. Cuando se despierta al día siguiente y reproduce las grabaciones de la noche anterior, Keith Richards se encuentra una cinta llena de un riff de guitarra y cerca de cuarenta minutos... ¡De ronquidos! De esto hace ya 56 años. ¿No te gustaría poder escuchar algún día la grabación de esa cinta? ¡Buah! ¡Sería la leche! ¡Risas aseguradas!



¡Ojo porque muchos riff y acordes salidos de las guitarras de Richards tienen sello conquense! El luthier de Casasimarro, Vicente Carrillo, le ha hecho ya varias guitarras a Keith Richards. La historia de amor por estos instrumentos ‘made in Cuenca’ surgió hace ya muchos años, sobre el 2007, cuando el guitarrista de los Rolling tenía que grabar una pieza con una guitarra española. Pidió una como la de Paco de Lucía y la del maestro del flamenco era marca Carrillo así que le llevaron una igual, le gustó y se la quedó. Pero no es la única guitarra española que tiene Richards, desde entonces, Vicente Carrillo le ha fabricado un par más que sepamos. La peculiaridad que tienen y que las hace las mejores del mundo es que cuando Carrillo compra las maderas las deja secar entre 15 y 20 años y después ya la trabaja.

Guitarra carrillo


Una vez metidos ya en materia de guitarras españolas, te voy a contar qué leyenda española le dijo no a los Rolling Stones. A sus Satánicas Majestades les encanta el flamenco y los “saraos” flamencos, es más, a alguno que otro han ido cuando han venido de gira por nuestro país.

Fue a finales de los años 80 cuando los Rolling recibieron ese NO. Un “no” que no se esperaban y que les dejó con ganas de conocer a... ¡Camarón de la Isla! Los Stones quisieron que Camarón actuara en una de sus fiestas privadas, sobre todo Mick Jagger era el interesado, pero el genio gitano no quiso. Le ofrecían cinco millones de pesetas de la época pero Camarón se negó diciendo “Esos gachós no entienden na de flamenco”. Así es como lo contaba la mujer de esta leyenda del flamenco.

Termino con una historia que circula sobre los calzoncillos de Jagger y de Camarón... Hay quién dice que Camarón de la Isla intercambió unos calzoncillos con el vocalista de los Rolling Stones. Otros dicen que fue Mick Jagger el que quiso intercambiar los calzoncillos con Camarón. ¿Leyenda? ¿Realidad? No sabemos si es cierto o no pero el simple hecho de pensar que se cambiaron los calzoncillos, mola, ¿verdad?

Calzoncillos




RockFM