¿Qué han hecho grupos como Red Hot Chili Peppers o The Beatles ante un apagón en sus conciertos?

En El Pirata y su Banda hemos hablado de los apagones, porque ocurren, pero la creatividad surge en esos momentos de tensión

podcast

El Pirata y su Banda_Resumen_24/02/2021

Pulsa para reproducir el podcast

  • Lucía Campo

Tiempo de lectura: 3’

¿Has estado alguna vez viendo un concierto y de repente se ha ido la luz? La situación para los músicos en esos momentos es la de: «¡No me jodas!» Pero tras esta primera frase, que seguramente pronuncia más de uno, viene la creatividad de la banda, de cada miembro, de cómo reaccione cada uno para sacar adelante lo que es un gran importuno.

ctv-5jv-entrada-san-javier

El Pirata ha contado esta mañana que él ha estado en dos conciertos en los que se fue la luz. El primer apagón del que ha hablado El Pirata ocurrió durante uno de los varios conciertos que el maestro Rosendo dio en el Festival de San Javier. Además no es que se fuera la luz solo una vez, sino que hubo dos apagones. Tal y como ha contado El Pirata, Rosendo, con el segundo apagón que ocurrió ya terminando el concierto, se despidió del público por señas. Dicen las malas lenguas que los apagones fueron intencionados, que los provocaron alguno de los grupos que también tocaba ese año en el festival. Nunca se ha demostrado nada y la verdad es que ya sabes que este tipo de “leyendas” gustan mucho, por el morbo, pero de ahí a que sean verdad... ¡Pocas veces! El otro concierto en el que ha estado El Pirata y que también sufrió un apagón fue Dover. Pero ¿cómo se enfrentan los grupos a estas situaciones? Cada uno a su manera.

RED HOT CHILI PEPPERS

Hace tan solo dos años, en el 2019, los Red Hot se quedaron sin luz en medio de un concierto. Fue en Tasmania un 17 de febrero en el Derwent Entertainment Center. Nada más arrancar el concierto y tras tocar el tema “Pea” del disco “One Hot Minute”, el sonido se fue. Los asistentes al concierto, tras unos minutos empezaron a impacientarse y... ¿Quién tomó entonces los mandos para entretener al público allí presente? ¡Flea! El bajista de la banda apareció sobre el escenario haciendo el pino, apareció andando sobre sus manos y con ello consiguió hacer reír a sus fans. El momento quedó inmortalizado y después se subió a redes. Por suerte, a los 15 minutos volvió el sonido y se pudo retomar el show sin que ocurriera ningún tipo de incidente más.

THE BEATLES

La última actuación de los Beatles en The Cavern no podía no tener momentos memorables. En Liverpool, Inglaterra, en 1963 y después de casi 300 presentaciones en el Cavern Club, los Beatles se despidieron del mítico club que ayudó a lanzarles a la fama con un concierto que no pasó desapercibido, como es lógico, pero sobre todo por la cantidad de incidencias que hubo.

ctv-viv-beatles-2

Paddy Delaney, el portero del Cavern, contaba en el libro “The Cavern” de Spencer Leigh, que ese día “la multitud fuera del local se estaba volviendo loca. Para cuando John Lennon había superado el cordón de las chicas, su cazadora de mohair había perdido una manga. Lo agarré para evitar que una chica se quedara con el souvenir; luego John volvió a coserla”. Ese último concierto de los Beatles en The Cavern era tan esperado que las entradas salieron a la venta y en menos de media hora se agotaron.

ctv-haf-beatles

Ese día, la sala estaba a rebosar, demasiado llena incluso, tanto que tuvieron que sacar a varias personas por mareos... Y de repente, en medio del concierto de los Beatles... ¡Ocurrió! Un corte de energía silenció los instrumentos de los 4 y el local se quedó casi prácticamente a oscuras. ¿Qué hizo entonces la banda de Liverpool? John Lennon y Paul McCartney fueron los que sacaron las castañas del fuego. En lugar de quejarse y preocuparse (lo de las quejas ya vendría después del concierto) tocaron una versión acústica de «When I’m Sixty-Four», un tema que no publicarían hasta 1967, 4 años después de este concierto.

Tras este incidente, Tony Crane, fundador de la banda The Merseybeats que también tocaba esa noche en el Cavern contó: “Todo estaba mojado y húmedo por el calor de la gente y la mala ventilación y les dijimos que tuvieran cuidado de no resbalar en el escenario. Una vez que las paredes se mojaron, toda esa condensación llegó al escenario y era peligroso. Esto se demostró cuando conectaron los instrumentos, saltaron los tapones y se apagaron las luces”.

¿Y tú? ¿Cómo crees que reaccionarías ante un apagón si tuvieras una banda? ¿Te ha ocurrido alguna vez asistiendo a un concierto? La verdad es que a mi nunca me ha pasado, aunque en mi casa del pueblo sí que he tenido apagones con los que me ha “cagado” de miedo. Je, je. La próxima vez ya sé cómo reaccionar: o bien poniéndome a hacer el pino o sacando la guitarra (que no tengo...).

RockFM