Noche de juerga de "la reina" y la princesa (de Gales)

La improvisación de Ray Charles que se convirtió en himno, el anuncio que protagonizó Bowie en sus inicios y la 'royal party', con Marta Vázquez.
Freddie Mercury y Diana de Gales
RockFM

Locutora RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Diana de Gales, una rebelde de los pies a la cabeza, tenía 27 años (y llevaba casada ocho) cuando, gracias a su amistad con el presentador Keny Everett, conoció a Freddie Mercury.

El destino quiso que Queen & Princess protagonizaran una de las mejores anécdotas que la realeza británica jamás confirmará.

Coincidieron en casa de Keny. Allí vieron la serie de moda, "The Golden Girls". Se lo estaban pasando tan bien, bailando, cantando y riendo sin parar, que Lady Di les preguntó por sus planes para esa noche. El cuerpo de Freddie pedía guerra y tenía claro que iría a un bar llamado Vauxhall Tavern. Diana quería ir. Se le notaba. Pero había un problema: todos la reconocerían.

Así que, como de un trabajo en equipo se tratara, ni cortos ni perezosos, se pusieron manos a la obra para que Diana disfrutara de su derecho a pasar una gran noche. Fue Freddie Mercury quien escogió unos atuendos con los que ni el mejor de los paparazzi reconocería a Diana. Decidieron disfrazar a Lady Di de hombre: ropa militar, pelo recogido bajo una boina y gafas de sol estilo aviador.

Conocemos todos los detalles del "fiestón" gracias al libro que escribió la actriz Cleo Rocos, quien también formó parte de esa legendaria noche:

“Una vez que se completó la aventura, todos nos miramos el uno al otro, unidos en nuestra búsqueda triunfante. ¡Lo hicimos! Nunca fue tan emocionante y divertido ir a un bar”.

Lo lograron. Nadie llegó a imaginar que ese "hombre disfrazado de militar" era la Princesa Diana.

A la mañana siguiente, Diana devolvió la ropa que le habían prestado y con la que llegó a pasar completamente desapercibida (por fin) con una nota que decía:

“Tenemos que repetirlo”

Además de contarte semejante anécdota, te he puesto dos canciones seguidas de un gigante llamado Ray Charles. Todo gracias a la conocida y la joya escondida (de lunes a viernes, sobre las 10:30).

La conocida del “Hermano Ray” no es una composición suya y trata de una súplica. Sí, la que le hace su coro femenino, The Raelettes, liderado por la madre de su hijo, Marjorie Hendricks.

La voz de esta última es la que dice “No more, no more, no more”. Y la que le deja claro que, como no tiene dinero, ya no le sirve.

La conocida de Ray Charles se publicó y triunfó en 1961 y no es otra que “Hit the Road Jack”:

Frank Sinatra dijo que Ray Charles era "El único verdadero genio en la industria musical". Ahí es nada.

Pues te diré que solo un genio puede hacer esto. Te lo cuento porque está directamente relacionado con el origen de su joya escondida:

Estaba Ray dando un concierto en un club nocturno de Milwaukee, sentado, dándole a las teclas, y ya había tocado la última canción de su setlist, “Night Time Is the Right Time”.

Aquí viene el lío. El concierto aún NO había terminado, le quedaba tiempo. Así que decidió inventarse un tema. Para ello, les dijo a las Raeletts y a su banda que le siguieran, que repitieran lo que él decía.

Cuando terminó de interpretar ese tema inventado, la gente preguntó por el nombre del mismo y también querían comprarlo. Querían saber dónde. Imagínate qué papelón. ¿Era un genio o no era un genio?

Ya ni se acordaba de lo que había dicho para salir del marrón y tuvo que ir al estudio de grabación a intentar hacer en su mente un 'control Z' hasta dar con algo parecido a lo que había hecho. Esa recreación se llamó “What’d I Say” y es la joya escondida de Ray Charles:

Y como broche de oro, un buen Classic Rock Vídeo Marta Vázquez.

Los inicios nunca fueron fáciles. Tampoco para David Bowie, quien tuvo que hacer un anuncio de televisión de helados para ganarse unas 'perrillas' antes de dar el gran salto a la música, la suya.

Esto fue en 1969 y no se sintió especialmente orgulloso, pero no juzguemos a nadie (menos a san Bowie) por hacer cosas más o menos respetables por dinero con el objetivo de sobrevivir:

RockFM