¿Dónde hay que firmar para aislarse aquí?

ctv-sr7-thumbnail noti grace ok
RockFM

Locutora RockFM

Tiempo de lectura: 3’

Sabemos que la reclusión no es igual para todos. Evidentemente no es lo mismo estar confinado en un piso interior de 30 m² sin terraza y, desde luego, sin las comodidades y excentricidades que estás a punto de ver... 

Estos días hay muchas prohibiciones. Es por el bien de la humanidad. Pero de momento, soñar, aparte de ser gratis, está más que permitido. ¿Preparado para elegir tu casoplón ideal para aislarte? Estas son las opciones más apetecibles: 

1.Graceland. Elvis Presley.

"El Rey" compró esta choza en marzo de 1957. Fue un regalo para sus padres. Tú a los tuyos les compras un perfume o un jersey y él Graceland. Así es la vida. Fue su residencia habitual hasta 1977, cuando nos dejó de manera física. Es uno de los principales reclamos de la ciudad de Memphis (Tennessee) desde que abriera sus puertas al público en 1982. Más de 650.000 personas visitan esta meca del rock and roll cada año. 

Pero vayamos al meollo: ¿qué nos ofrece para nuestra cuarentena?

DIsponemos de 23 habitaciones. Imposible aburrirse. Son 8 dormitorios, comedor, cocina, escaleras para hacer ejercicio, gimnasio, piscina, cuartos de baño (el abastecimiento de papel higiénico está garantizado) y un buen puñado de salas tan interesantes como la de los televisores y la de todos los discos de oro y trofeos que Elvis recibió en vida y a título póstumo. Además, hay sala de música (crucial para unos minutos de evasión), la "Jungle room" (la favorita de "The King"), sala de billar y, la zona más importante para estos días, el jardín de la meditación.
¿Te convence?


2. Vegetación y naturaleza en estado puro en "La Hacienda" de Lenny Kravitz.

Si eres más de verde y de naturaleza en estado puro, tengo el sitio perfecto para ti, una antigua plantación de café del siglo XVIII situada en Brasil. La prioridad para el propietario, Lenny Kravitz, es que siga funcionando como una granja. 

Lenny pagó por ella 2.5 millones de euros y fue él mismo quien hizo un vídeo montado a caballo para hacernos un recorrido personalizado por todas y cada una de sus hectáreas. 

Además de campo de fútbol, tienes un gimnasio con sala de masajes, estudio de grabación, un piano transparente, dos amplis de guitarra gigantes, piscina interior y exterior, tus propios animales (no olvidemos que es una granja) y todo esto dentro de un paraje natural que no olvidarás jamás. 


3. La mansión de Slash en Los Angeles. 

Si siempre has querido vivir como una auténtica estrella del rock, la mansión del guitarrista de Guns N' Roses en Los Ángeles es tu sitio.
Dispones de tu propio bar, estudio de grabación, sala de ensayo y hasta un salón de "pole dance". 

Esta casita tan austera está en el más que exclusivo barrio de Mullholland Estates, en Beverly Hills. Slash la compró por 8.7 millones de dólares en 2009. El lujo y la extravagancia están asegurados. Y también la piscina exterior, eso es fundamental. 

Tiene un total de 3225 metros cuadrados y entre sus instalaciones hay seis dormitorios, ocho baños, una gran cocina, sala de cine, bodega propia y, atención, una rampa de skate. ¿Quién da más?

ctv-j0n-pay-main-slash


4. La 'Wood House'​ de Rod Stewart en Inglaterra.

Lo de Sir Roderick David Stewart no tiene nombre. En 2016 tuvo que poner a la venta su villa inglesa de casi 10 hectáreas por 5.5 millones de euros. Pero tranquilo, por problemas económicos no fue. 

Esta, una de sus muchas propiedades, está en Inglaterra, más concretamente en Epping, Essex. Dentro de esta 'mini ciudad', hay varias casas. La principal fue construida en el siglo XIX y tiene 6 habitaciones, cada una con su baño privado, que estos días hay que mantener la distancia de seguridad. Este espacio nos ofrece también cuatro salas de estar, un despacho para teletrabajar y una gran biblioteca.

¿No te convence? la casita, decorada al estilo tradicional, también tiene bar, sala de juegos y sala multimedia. Vale, esto tiene que mejorar,¡ porque el nivel, si lo comparamos con las estancias anteriores, está muy pero que muy alto. Vamos a ello: ¿y si te digo que tienes tu propio lago, jardines llenos de rosas, una pista de tenis y un campo de fútbol? Ahí la cosa cambia, ¿verdad? 

Rod ha vivido ahí más de 30 años, pero para estar más cerca de sus hijos, se vio obligado a desprenderse de su hogar en la campiña inglesa:
 
“Hasta el día de hoy, la entrada a la casa me quita el aliento” (Es normal, Rod)

“Si sólo pudiéramos tomar la casa y moverla. Es muy difícil decir adiós, y los niños todavía tienen la esperanza de volver un día para visitarla”. (A nosotros nos pasa lo mismo)

ctv-sgw-0 screen-shot-2019-05-04-at-083016-1



5. El dúplex de Jon Bon Jovi en Manhattan.

No me olvido de los amantes del asfalto. La última alternativa es un auténtico sueño para los urbanitas. Se encuentra en el West Village de Manhattan, Nueva York, “la ciudad que nunca duerme”.

El apartamento de más de 370 m2 tiene dos plantas, en las que se reparten cuatro dormitorios y cinco baños. 

El plato fuerte es la terraza (con jardín) de unos 140 m2. Las vistas al Río Hudson son inmejorables.

¿Y qué decir de la piscina, su propia zona de fitness, sala de yoga y sauna

Eso sí, si eres vago hasta para subir las escaleras de tu propia casa, esto puede llegar a ser un problema. Por suerte Jon Bon Jovi ya pensó en ese pequeño inconveniente y por eso tienes un ascensor privado a tu disposición.

Pero si luego te entran remordimientos, puedes hacer penitencia en el gimnasio para después tomarte algo en su enorme terraza y montarte tu propia fiesta frente al skyline neoyorquino.

ctv-e4t-jbjok

¿Con cuál te quedas? 
 

Marta Vázquez

RockFM