Cómo el debut de TRIANA puso banda sonora a un país de 'pandereta'

Con 'El Patio' nació la leyenda de Triana; rock sinfónico y progresivo del extranjero unido a las raíces más puras del flamenco.
ctv-vv7-triana-1440x808

 

  • Rodrigo Contreras

Tiempo de lectura: 2’

Eran tiempos convulsos en España. En el año 1975 nuestro país quería mirar hacía el exterior, hacia una apertura soñada a la que un grupo andaluz se anticipó con su música. El debut histórico de Triana, conocido como 'El Patio', fue protagonista de 'El disco del día' de Rock FM Motel.

Jesús de la Rosa, Tele Palacios y Eduardo Rodríguez Rodway llamaban a las puertas de la historia a golpe de canción gracias a su primer disco de estudio, que nacía en el mismo año en el que España empezaba su proceso de cambio.

Fueron sin duda alguna, unos adelantados a su tiempo, unos pioneros del rock andaluz... la vanguardía había llegado a nuestro país con los considerados Pink Floyd de aquí y los españoles empezábamos a abrir los ojos junto a ellos.

Como si se tratara de unos contrabadistas del arte, estos tres artistas consiguieron importar las grandes bases de la música que imponían las bandas legendarias de la década de los 70's fuera de nuestras fronteras. Sonidos que para muchos oídos, eran la primera vez que se escuchaban, hechos por un grupo español, y que fueron unidos con un gusto exquisito a nuestro 'blues' patrio: el flamenco.

Esta fusión resultó totalmente novedosa y entró en las venas de cada español como si se tratase de 'chute' de energía para afrontar los grandes cambios que se avecinaban.

Pero el principio no fue un camino de rosas para la banda que homenajea a uno de los barrios más auntéticos y con más embrujo de Sevilla. 'El Patio' se llegó a descatalogar en varias tiendas de discos en los primeros meses de vida. No tuvo un éxito instantaneo y fue un año y medio después de su publicación, cuando el grupo comenzó a cosechar popularidad en España y este ábum se convirtió en uno de los grandes referentes de la música popular de nuestro país en la década de los 70's.

Con unas composiciones totalmente innovadoras y unas letras inmortales, Triana consiguió con esta obra maestra sentar las bases de la modernidad y la nueva forma de hacer música y rock en nuestra tierra, también entrando de lleno en la sociedad española. Porque las canciones de este debut histórico llegaron mucho mas allá del ámbito musical y transpasaron los 'barrotes' de las partituras para convertirse muchas de ellas en grandes himnos de un pueblo que pedía a 'gritos silenciados' un grupo como Triana.

Fallecidos Jesús de la Rosa y Tele Palacios, es Eduardo Rodríguez Rodway (y su guitarra) el que mantiene el legado vivo de una banda de leyenda que dejó una gran huella en un país convulso y necesitado de apertura.

La música española siempre tendrá una deuda eterna con Triana, y por suerte, podrá presumir de tener himnos inmortales que estos tres artistas dejaron escritos con letras de oro para la perpetuidad de nuestra música.

Hace casi cuatro años tuve la fortuna de poder hacer este reportaje para RockFM junto a Mariskal Romero desde la entreñas de la banda andaluza. Su guitarrista, Eduardo Rodriguez Rodway, nos abrió las puertas de su casa para volver a recordar (casí tocar con los dedos) aquel aroma 'trianero' que a mediados de los 70's cambió el rumbo de la música en España.

Puedes disfrutar del reportaje aquí

RODRIGO CONTRERAS (Propietario del RockFM Motel).

RockFM