El día que Bob Dylan quiso ser un madrileño más

Rodrigo Contreras celebra el cumpleaños de esta legendaria figura de la música en el RockFM Motel
El día que Bob Dylan quiso ser un madrileño más

Tiempo de lectura: 3’

El RockFM Motel de hoy va dedicado a una persona en concreto. Una leyenda de la música, una figura emblemática. El 24 de mayo de 1941 una mujer trajo a su hijo al mundo entre llantos, sin saber, que esos llantos se transformaría en una de las voces más reconocidas a nivel mundial. Hablamos del gran Bob Dylan.

Hoy el propietario del motel Rodrigo Contreras no estará solo. Contará con todo el equipo de RockFM y con ocho invitados especiales de la talla de Carlos Tarque (M Clan), Kiko Veneno, Rulo Alejo Sivel (Tequila) y Chris Ortiz (RIFF Producciones).

De todos estos artistas, lo que nos cuenta Chris Ortiz, de Riff Producciones, es increíble. Él nos cuenta que se le quedó una imagen de Bob Dyland muy distinta a la que puede tener cualquiera. En el 2018 el artista se encontraba en Madrid de gira. De pronto, decidió bajarse del coche y recorrer solo y por su propio pie las calles de Príncipe de Vergara. Dylan se mezcló entre la gente y, por unos instantes, se convirtió en una persona fluyendose con la ajetreada vida de la capital.

Ahora, queremos ofrecerte un poco de su historia. Su verdadero nombre es Robert Allen Zimmerman y nació en Minnesota, Estados Unidos. Bob creció rodeado de música escuchando a artistas del calibre de Hank Williams, Elvis Presley, Carl Perkins y Jerry Lee Lewis. Todo esto sumado a las bandas de jazz y blues de aquella época. Ese pequeño gran talento absorbía todo lo que oía.

La música era su gran talento, acompañado de la literatura, sobre todo de poesía. De hecho, es leyendo cómo toma la decisión de cambiar su nombre real, Robert, por Bob Dylan, al inspirarse en el poeta Dylan Thomas. No obstante la mayor inspiración que tuvo Dyland fue el músico y poeta Woody Guthrie. De hecho, viaja a Nueva York para conocerlo. Es ahí cuando, en la gran ciudad, entra a las grandes esferas del ámbito musical.

Inspirado por el movimiento folk y echándole mucha cara consigue actuar ante el músico John Lee Hooker. Dyland hace notar su gran talento y a finales del verano de 1961, Dylan es una figura reconocible en Nueva York.

Un año más tarde, publica su primer disco, dándole su mismo nombre. Desde ese momento, la historia de la música pegó un giro de 180 grados. El artista nos regaló canciones como ‘Blowin’ in the Wind’, ‘Masters of War’, ‘The Times They are a-Changin’, ‘It Ain’t me Babe’, ‘Chimes of Freedom’ o ‘Mr. Tambourine Man’. El éxito fue infalible. Sobre todo entre los jóvenes al hacer crítica social en sus canciones.

Lo más característico de Bob es que nunca se encasillo en un estilo único y cuadriculado. Él rompió las paredes de todas las habitaciones para crear algo único. Las críticas llegaron cuando mezcló el folk con sonidos electrónicos. Y de ahí nace en 1965 el álbum ‘Bringing It All Back Home’. Durante la promoción de ese disco, se traslada a Inglaterra para ofrecer una serie de conciertos. Es ahí cuando existe un primer contacto con The Beatles. Nacen entonces ‘Subterranean Homesick Blues’, ‘Maggi’s Farm’ y ‘Gates of Eden’. pero los fanáticos del folk seguían enfadados y al pobre Dyland le gritan ‘Judas’ en un concierto. El artista hizo oídos sordos y fue fiel a su estilo propio.

Más tarde, se publica ‘Higway 61 Revisited’, uno de los mejores discos de la historia y de los más influyentes en la carrera de Dylan. Clásicos como la famosa ‘Like a Rolling Stone’, ‘Desolation Road’, ‘Highway 61 Revisited’ o ‘Ballad of a Thin Man’ dejaron huella en todo el mundo.

El resto es historia. En sus cinco décadas de carrera ha sido padre de 36 discos publicados y en el año 2016 se convierte en el primer músico en recibir el Premio Nobel de Literatura.

Todo esto, y mucho más sobre Dylan a partir de las 21h, en RockFM Motel con Rodrigo Contreras.



RockFM