La emotiva y desgarradora versión de "Let It Be" interpretada por Aurora García en el especial de RockFM

La canción que le da título al 'Let It Be' sonó increíblemente emocionante en la voz de Aurora García

video

La emotiva y desgarradora versión de "Let It Be" interpretada por Aurora García en el especial de RockFM

Pulsa para reproducir el video

Tiempo de lectura: 4’

La cantante madrileña Aurora García (Aurora & The Betrayers, Freedonia) fue la encargada de hacer sonar un genial y emocionante versión de "Let It Be" en el especial sobre el disco al que da nombre este bestial himno.

Desde RockFM preparamos una edición especial del RockFM Motel de Rodrigo Contreras para profundizar en el álbum que lo cambió todo. Con una banda en vivo, en la que estuvieron artistas de la talla de Carlos Tarque, Alejo Stivel, Aurora García o Jesús Trujillo. Tampoco faltaron tertulianos de altura como Carlos Narea, Josu García o Javier Gurruchaga.

La canción que John Lennon odiaba

Para el momento en el que The Beatles estaban grabando el álbum que coge su nombre de la canción, su último disco de estudio, la banda estaba en uno de los peores puntos de su carrera. No en vano, el cuarteto de Liverpool no paraba de pelear, dadas las claras e insalvables diferencias que había entre ellos. John Lennon acabaría describiendo esta grabación como la experiencia más parecida a "pasar por el infierno". Lennon y Paul McCartney siempre habían tenido diferencias creativas a la hora de componer, pero, en aquel punto de su carrera, eso había llegado a suponer un problema entre los dos.

Paul estaba comenzando a hartarse de que su compañero no dejara de experimentar, mientras que, para Lennon, el estilo compositivo de McCartney era el de hacer "canciones para abuelas". En definitiva, los dos estaban en el mismo barco -el barco musical más grande de todos los tiempos- y querían remar en sentidos totalmente opuestos, lo cual indicaba lo poco que le quedaba a la banda en activo.

Cuando, en enero de 1969, Paul llegó al estudio de grabación con las ideas para grabar esta canción, Lennon le dijo que no inmediatamente. Según McCartney, se había inspirado para escribir el tema mientras soñaba con su difunta madre y mostró a sus compañeros cómo iba la canción. Para Lennon, el tema no cuadraba con el estilo de la banda y, además, no era fan, en absoluto, de la letra de la canción.

"Es Paul, ¿qué se puede decir? No tiene nada que ver con The Beatles", explicó Lennon en una entrevista posterior. "Podría haber sido un tema de Wings. La verdad es que no sé en qué estaba pensando cuando compuso 'Let It Be'", sentenciaba.

Para el mítico artista, además, McCartney estaba intentando compiarse de otro clásico: "Creo que se inspiró en 'Bridge Over Troubles Waters' de Simon & Garfunkel. Eso es lo que pienso, aunque tampoco quiero darle más vueltas. Sé que quería escribir 'Bridge Over Troubled Waters'".

¿Te suena raro este comentario? Si lo hace, tienes razón. Lennon se equivocó en estas declaraciones, porque "Let It Be" se grabó 10 meses antes que "Bridge Over Troubled Waters". Un fallo que podría partir de la frustración del músico con el que era su compañero. Por otro lado, aunque McCartney estaba haciendo referencia a su propia madre cuando hablaba de "Mother Mary", Lennon lo interpretó como una referencia religiosa, lo cual, en aquellos tiempos, era algo que ni él ni sus nuevas influencias aceptaban.

Cuando Phil Spector fue contratado para acabar el disco en 1970, añadió un audio de Lennon en el que criticaba, en todo de burla, la canción. Desde entonces, terminó de quedar claro que Lennon no podía soportar el tema.

Sea como fuere, y pese a las quejas del artista, "Let It Be" se convirtió en un hit icónico. El 11 de abril de 1970, el tema llegó al número 1 del Billboard 100, convirtiéndose en la 19º canción de la banda en conseguirlo y el último single de los ingleses como grupo. Tanto el disco, 'Let It Be', como su segundo single, "The Long and Winding Road", fueron publicados después de la ruptura de la banda.

'LET IT BE'

El 2 de enero de 1969, John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr comenzaron el nuevo año juntos en un cavernoso estudio de sonido en los Twickenham Film Studios en Londres. The Beatles se embarcaron en unos ensayos para un proyecto creado para devolverles a donde una vez pertenecieron: el escenario. Durante 21 días, las cintas y las cámaras grabaron y documentaron cada momento: primero en Twickenham y después en el Apple Studio de The Beatles donde Billy Preston se unión a la banda tocando el teclado. Juntos ensayaron nuevos temas originales e improvisaron con temas antiguos, todo capturado en vivo y sin filtros.

El 30 de enero, las cámaras y grabadoras filmaban mientras The Beatles, con Preston, escenificaban lo que sería su último concierto en la fría azotea de su cuartel general Apple Corps en Savile Row ante una pequeña reunión de amigos y familiares, y de cualquier persona que estuviera cerca de sus amplis en ese momento. El concierto a medio día paró el West End de Londres mientras los viandantes miraban hacia arriba y la gente de los edificios cercanos abrían las ventanas para poder escucharlo mejor. Una miríada de quejas llevó a los oficiales de policía a subir a la azotea, cancelando el concierto a los 42 minutos de que empezara.

El trabajo para crear un álbum llamado 'Get Back' se llevó a cabo en abril y mayo por Glyn Johns, quien, para su versión, incluyó entradas falsas, charlas entre canciones, las primeras tomas antes que las últimas, interpretaciones más pulidas e incluso “I´ve Got A Feeling” con John explicando “la cagué intentando que sonara más fuerte”. The Beatles, a pesar de todo, decidieron archivar las numerosas cintas del proyecto, de películay fotos para poder grabar y publicar su obra maestra, 'Abbey Road'. Sacadas de las cintas realizadas en enero de 1969, además de algunas sesiones que precedieron y siguieron a aquellas grabaciones, el álbum final de The Beatles 'Let It Be', se publicó finalmente el 8 de mayo de 1970 (18 de mayo en EEUU) para acompañar la salida de la película 'Let It Be'.



RockFM