Una muerte, censura, Warhol y el falso ‘paquete’ de Jagger, así se fraguó Sticky Fingers de The Rolling Stones

El ‘Sticky Fingers’ uno de los discos más importantes e icónicos de The Rolling Stones, protagonista de Rock FM Motel con Rodrigo Contreras
The Rolling Stones Andy Warhol Mick Jagger y Sticky Fingers en RockFM Motel con Rodrigo Contreras

 

  • Rodrigo Contreras
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

The Rolling Stones cerraban la década de los 60’s con una noticia pésima. El guitarrista y fundador de la banda, Brian Jones, aparecía muerto en su casa a los 27 años de edad. Aunque el guitarrista ya no pertenecía a la banda (había salido de ella por diferencias con Jagger/Richards meses antes), la noticia cayó como un jarro de agua fría en “The Biggest Band”, sobre todo en la pareja líder y compositiva de los ‘stones’.

Tras el despedido de Jones (y su posterior muerte) los mandos de la guitarra solista del grupo británico fue otorgado a Mick Taylor (ya participó en una pequeña pequeña parte del 'Let it Bleed' del 1969). Esto fue una de las mejores noticias que pudo pasarle a la banda, ya que gracias a este a los punteos y la fuerza de Taylor, los ‘stones’ terminaron de encontrar su hueco en la música y de fraguar su sonido propio y personalidad plena.

Un aporte esencial en la historia de la banda, que llegó como una ‘bendeción’ a la banda a principios de los 70’s.

En este contexto, The Rolling Stones lanzaron su primer disco de la década de los 70’s titulado ‘Sticky Fingers’.

Un ejemplo claro de la mano de Mick Taylor en el grupo es la canción "Can't You Hear Me Knocking" mostrando las aptitudes del nuevo guitarrista del grupo frente a la versatilidad de su predecesor, Brian Jones, quien era capaz de tocar un importante número de instrumentos. Taylor, que había tocado para John Mayall & the Bluesbreakers, era más destacado como solista y su presencia reforzó el tono de blues de los trabajos de los Stones de la primera mitad de los setenta.

La iconografía de este disco es total. En cualquier parte podemos encontrar o sacar una historia que hace de este ‘Sticky Fingers’ una auténtica maravilla de disco para los mitómanos.

Una de ellas nos lleva directamente a la portada y contraportada del disco: El 21 de Abril de 1969, Mick Jagger escribió una carta a Andy Warhol pidiéndole su colaboración para la portada del nuevo disco que iban a sacar The Rolling StonesAndy Warhol se embarcó en un complejo diseño que retrasaría enormemente la producción y salida a la venta del álbum. Puesto amanos a la obra, Andy presentó a los ‘stones’ un dibujo que mostraba un primer plano de la entrepierna de un hombre con unos vaqueros ajustados y muy dotado debajo de ellos. En un principio e incluso hoy en día mucha gente asocia esos pantalones ajustados y ese gran bulto al ‘paquete’ de Jagger pero en realidad no es el cantante si no un modelo que utilizo Warhol (aunque el artista nunca lo confirmó). 

Para la parte de atrás, se utilizó una foto del mismo tamaño que la delantera pero de la parte trasera. Es decir, en la parte de atrás tenemos un culo de un hombre con unos vaqueros ajustados.

¿Y quién es el modelo de la famosa portada? Pues quizá ni el propio Warhol lo sepa, ya que siempre utilizaba distintos modelos para sus creaciones pero según la sesión que se hizo para este disco se baraja que sea Jackie Curtis, Bobby Dallesandro Corey Trippin.

A España este disco llegaría años después y con la censura típica de la época. La portada totalmente diferente en la que aparecía un bote de melaza, con unos dedos ‘salientes’ y unas tijeras. Y en el disco, la canción ‘Sister Morphine’ fue sustituida por otra por el contenido de su letra y título.

Esta censura aplicada a este disco en nuestro país, le da un valor enorme al formato ‘censurado’ y lo convierte en uno de los vinilos más buscados de los británicos en el mundo.

La primera edición y tirada de este disco apareció con una cremallera original que subía y bajaba la bragueta de la portada a petición expresa del propio Andy Warhol. Otra de las ediciones de coleccionista que dota de más historia si cabe a este álbum.

RockFM