'Smash' de The Offspring: el disco que voló la cabeza a toda una generación en los 90's

Rodrigo Contreras analizó 'Smash' en el día de su aniversario en RockFM Motel.
ctv-yeu-albumism theoffspring smash mainimage

 

  • Rodrigo Contreras
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

De arriba a abajo, desde la primera hasta la última, sin interrupción y con un frescor que llegó al alma a cualquier joven de la época. Es 'Smash' el tercer álbum de los californianos The Offspring, que llegó, para siempre quedarse.

Un disco generacional que entró por todos los poros de cada adolescente de los 90's.

Anoche el icónico álbum de The Offspring fue protagonista en RockFM Motel como 'Disco del día'. No es para menos este honor, que hacía justicia a un álbum que hoy en día, logra levanatar a muchos 'cuarentones' de la silla y recordar sus años más rebeldes.

Un disco que junto con 'Dookie' de Green Day, fue responsable de llevar el punk rock a la corriente principal de la música de principios de los 90's y ayudó a allanar el camino para la emergente escena pop punk de la década.

Todavía recuerdo aquellos veranos interminables de adolescencia esuchando este disco una y otra vez. Himno tras himno para toda una generazión bautizada con el grunge y el sonido de Seattle. Tras esto, había llegado el punk rock californiano para quedarse. Con sus máximos exponentes Green Day y The Offspring hubo discos que se conviertieron en auténticas seññas de identidad para toda una generación, y el Smash es uno de ellos.

Se han cumplido 26 años de la publicación de un disco eterno. Un álbum inmortal que pese a hacerse cada vez mes mayor sigue sonando igual de fresco que cuando irrumpió en los 90's para quedarse definitivamente en nuestras bibliotecas musical. Así recordaban su cantante y guitarrista como lo vivieron hace seis años en una profunda entrevista para Rolling Stone:

"Nosotros tocábamos punk 10 años antes de lanzar Smash, nuestro tercer disco. El punk rock no estaba muy bien visto y siempre se había ejecutado en 'antros' y pequeños bares de dudosa reputación y alejados del centro de la ciudad... No nos aceptaban en sitios top como el 'Whisky' o el 'Roxy'... Éramos los 'apestados' y nos madaban a los polígonos industriales a tocar allí... Pero eso iba a cambiar a partir de mediados de los 90's... Cuando salió el álbum yo trabajaba de conserje en un colegio, incluso teniendo alguna canción en lo más alto de la radio seguí trabajando allí unos meses, ya que le había prometido al director que teminaría el curso escolar..." explicaba 'Noodles' en una entrevista con la banda para la Rolling Stone a raíz del veinte aniversario de su terer redondo de estudio, Smash.

"Las letras del Smash, como por ejemplo 'Come out and play', se trataban de historias y anécdotas que estaba viviendo en aquel momento. Tenía que ir un coche de mierda todos los días por la parte este de Los Ángeles... Sabía lo que estaba sucediendo, me enteraba de los disturbios y de ahí nacieron muchas de las letras del disco... También reserve alguna de mis composiciones para el humor como en el caso de 'Bad Habbit'... Estaba preparándome para hacer el doctorado en biología molecular en la Universidad de Los Ángeles, cuando salió el disco lo dejé, a mi madre le gusto nada mi decisión y mi tutor me dijo que estaba cometiendo un terrible error, fue como dar carpetazo con todo..." contaba el cantante Dexter Holland al mismo medio rememorando el veinte aniversario de Smash.

RockFM