Una deuda con el fisco, un exilio obligado y la inmortalidad de The Rolling Stones firmada

En RockFM Motel; a huída más productiva de la historia de la música tiene un nombre propio 'Exile on the Main St.' y está firmada por The Rolling Stones.
Exile on the Main Street de The Rolling Stones en RockFM Motel

 

  • Rodrigo Contreras
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Cuando tienes delante una obra tan descomunal como 'Exile on the Main St' es difícil comenzar por alguna de todas las historias que un disco de esta altura contiene.

Anoche en RockFM Motel, su propietario, Rodrigo Contreras, analizaba uno de los mejores discos de la historia del rock sin duda (para muchos el mejor redondo por lo que significó).

Tras completar un final e incio de década espectacular con tres discos sublimes: Beggars Banquet (68), Let it Bleed (69), Sticky Fingers (71), The Rolling Stones se ven obligados a salir de Inglaterra huyendo del fisco que les reclamaba una importante suma de dinero, que se habían gastado.

Francia fue el lugar de destino, y allí, en una de las casas donde se instaló un miembro de la banda entre fiesta y amigo va y amigo vine, surgió uno de los mejores álbumes de rock de la historia de la música y casi tan importante como eso, fue que los 'stones' terminaron de fijar un sonido y una identidad que les acompaña hasta día de hoy.

Muchos han sido los críticos que han hablado y alzado a los cielos este doble disco de The Rolling Stones pero el propietario de RockFM Motel, Rdorigo Contreras, te recomienda un documental lanzado por la propia banda no hace muchos años titulado 'Stones in Exile' para descubrir en profundidad lo que fue y significó este álbum en la carrera de sus Majestades The Rolling Stones.

Estas fueron las palabras de Keith Richards, según narra el libro de Bill Janovic "Exile on the main st.":

"En cierta forma fue muy bueno para la banda. Nos miramos a la cara unos a otros y dijimos "Esta bien, nos exiliaremos en Francia..." de cierta forma es lo que los Stones decidieron, estaríamos en esto por más tiempo de que se pensaba. Inclusive por nosotros mismos.

En el momento del lanzamiento de este disco, Mick Jagger dijo:

"Este nuevo álbum es una locura. Hay tantas pistas diferentes. Es muy rock & roll, ya sabes. No quería que fuera así. Soy el más persona experimental en el grupo, ves, me gusta experimentar. No pasar por lo mismo una y otra vez. Desde que salí de Inglaterra, tuve esta cosa que quería hacer. No estoy en contra del rock & roll, pero realmente quiero experimentar. El nuevo álbum es muy rock & roll y es bueno. Quiero decir, estoy muy aburrido con el rock & roll. El renacimiento. Todos saben cuáles son sus raíces, pero hay que explorar por todas partes. Tienes que explorar el cielo también ".

Charlie Watts comentó esto de la grabación del álbum:

"Buena parte del disco fue grabado al estilo de Keith., lo cual significa que tocas veinte tomas, lo dejas marinar, y vuelves a tocar la canción en otras veinte tomas. Sabe lo que quiere, pero tiene sus propios tiempos".

El libro de Mariano Muniesa titulado "The Rolling Stones: viaje al infierno del rock & roll" recoge las siguientes palabras del guitarrista solista de aquel glorioso disco, Mick Taylor:

"Raro era el día en el que no había más de cuarenta personas a la mesa a la hora del almuerzo, y lo curioso es que eran diferentes cada día. Te levantabas en la mañana, bajabas a desayunar y podrías encontrarte a Anita fumándose un porro sentada en la escalera y a su lado Keith ensayando con la acústica "Sweet Virginia", y mientras en la habitación de al lado, Bill llevaba desde las 10 de la mañana haciendo sus partes de bajo con un amigo de Keith dormido sobre los amplificadores. Evidentemente hubiera sido difícil hacer eso en Inglaterra".

RockFM