El GPS de los guitarristas

Jimi Hendrix se convirtió con tan solo 20 años en referente de todos los guitarristas. Su primer disco ‘Are You Experienced’ marcó a toda una generación  
ctv-nog-hendrix-eperienced

Tiempo de lectura: 6’

Siempre es complicado escribir de alguien a quien admiras tanto, las palabras vuelan como las notas de sus pentagramas y acaban saliendo distorsionadas y con sabor añejo. Pero esto no es un obituario, sino una alabanza a un disco emblema del rock. Es difícil encontrar a gente a la que no le guste Hendrix, pero también lo es encontrar a muchos que conozcan fielmente su repertorio. Hay un colectivo, los guitarristas, que darían lo que fuera por parecerse al Jimi. Solo cuando has intentado reproducir sus sonidos, tocar sus solos o intentar cantar sobre los dibujos que hace, te das cuenta de lo descomunalmente bueno que era.

ctv-ujh-hendrix-lond-1966

No era una persona modesta, sin embargo, dice la leyenda que un periodista le preguntó después de su mítico paso por Woodstock’69, qué se sentía siendo el mejor guitarrista del mundo. Él, tras un silencio y con su sonrisa socarrona contestó: ‘No lo sé, pregúntaselo a Rory Gallagher’. Eso es grandeza.

"Siempre que hagas algo, sé el mejor haciéndolo", esas fueron las palabras de su madre cuando vio que su deseo real era convertirse en guitarrista. A fuego se le quedaron grabadas, hasta el punto de convertirse en el “Elvis negro”, como lo apodaron en Gran Bretaña una vez que salió de su país natal a triunfar en la pérfida Albión de la mano de Chas Chandler, bajista de The Animals, que dejó su banda para producir a nuevos artistas y vio en Hendrix el potencial que otros no habían visto.

Cuando dicen que en la música está todo inventado, me acuerdo siempre de Hendrix, pienso en los nuevos ritmos, en el grunge, en el trap, incluso en el autotune. Nos queda mucho por ver, pero va a ser difícil ya encontrarnos con un nuevo guitarrista a la altura de Jimi, ¡ojalá me equivoque! Él inventó un sonido, consiguió evolucionar según las adversidades: el difícil público de EE.UU. en sus primeros tiempos le hizo aprender a tocar con la guitarra a la espalda, a hacer solos con los dientes, ¿quién no recuerda a Hendrix de rodillas quemando una de sus guitarras en el escenario? Fue censurado y abucheado por sus movimientos sexuales con su Stratocaster, pero era espectáculo lo que quería dar, excepto en su última etapa, en la que su purismo le llevó a concentrarse más en la voz y la guitarra que en excentricidades: la música es el show.

ctv-w6q-hendrix-fire

Como un embudo, Hendrix aglutinó en su legado toda la música tradicional americana, desde el R&B hasta el funk, el blues (por supuesto), el rock y el soul, que, aunque no se manifiesta de una manera clara en su obra, sí se puede intuir en toda ella. Una pena que, devorado por los vicios, Jimi se metiera en el ese club de los 27 que todos queremos resucitar una y otra vez.

En este disco, que se grabó en seis estudios diferentes, es de alabar el trabajo del bajo de Noel Redding y del batería Mitch Mitchell, es una pena que el mánager de Hendrix, Chandler, no dejara que aportaran prácticamente nada de creatividad al proyecto, pero quizás también es parte del éxito definitivo de uno de los mejores power trío de la historia del rock.

El disco de hoy es, a todas luces, una de las glorias de la música, eso sí, analizamos todas las canciones que han formado parte de alguna de sus ediciones, ya que en la primera que vio la luz en Gran Bretaña lo hizo sin los singles que ya había publicado previo al lanzamiento del disco (“Hey Joe”, “Purple Haze” y “The Wind Cries Mary”, ni sus Caras B “Stone Free”, “51st Anniversary” y “Highway Chile”), balas demasiado potentes como para entender por qué no fue número uno, aunque el ‘Sgt. Pepper’s’, que salió ese mismo año, tampoco ayudó. La edición de EE.UU. sí las incluía, aunque descartaron cañones como “Red House”, “Can You See Me” o “Remember”.

Sí, fue él quien, al igual que la mayoría de guitarristas que conozco, el que hizo que me dedicara al sublime ejercicio de perder púas. Todos le debemos algo.

EL DISCO

1. “Foxey Lady”. No puede empezar mejor que experimentando con la guitarra y sus armónicos. Por otra parte, Jimi era muy proclive a utilizar un acorde que no era muy de rock, pero que, gracias a él, dentro del mundo del rock, se vino a denominar el “Acorde Hendrix” y que condensa en un solo acorde toda la escala de blues. Captada tan en directo que se le escucha hasta carraspear.

"I've made up my mind Yeah, I'm tired of wasting all my precious time"

2. “Manic Depresion”. Una demostración más de que los silencios en la música son tan importantes como el propio sonido. El título de la canción es lo que se conoce como trastorno bipolar, y ese ritmo en 3/4 intenta crear una sensación que aturde y desorienta. Un solo de época.

"Music sweet music I wish I could caress and a kiss kiss
Manic depression is a frustrating mess"

3. “Red House”. El blues vuelacabezas. Me gusta pensar que toda una generación se ha inspirado en este tema para recordar las raíces del rock. Con él se ganó el respeto de todos los músicos que aún le faltaban por conquistar, demostrando un dominio de la guitarra sobrenatural. Un clásico en todos sus conciertos, eso sí, en directo no bajaba de los 12 minutos.

"Wait a minute, something's wrong here
The key won't unlock this door"

4. “Can You See Me”. Jimi doblando la voz y la banda gustándose. Con fallos de sonido que, ni las remezclas, han logrado evitar, pero que le dan un encanto especial.

"If you can hear me doing that
You can hear a freight train coming from a thousand miles"

5. “Love Or Confusion”. Psicodelia en estado puro, cambios de ritmo, un mundo oscuro y luminoso a la vez. Viajazo.

"My heart burns with feelin' but
Oh but my mind is cold and reeling Is this love, baby
Or is it confusion?"

6. “I Don’t Live Today”. Jugueteando con el feedback entre guitarra y amplificador, nos construye un mundo nuevamente imaginario y lleno de vaivenes. En este punto del disco te preguntas si es locura o genialidad. Aquí se puede escuchar el efecto que inmortalizaría, el wah wah, eso sí, aún era manual,

"No sun comin' through my windows
Feel like I'm livin' at the bottom of a grave
"

7. “May This Be Love”. Hermosa y cálida. Muchas veces me pregunto por los arreglos del stereo, creo que hay genialidades, pero no comparto la ejecución en muchos de ellos. Escucha esta canción con auriculares y entenderás lo que te digo.

"I can see my rainbow calling me
Through the misty breeze of my waterfall"

8. “Fire”. El sexo aparece por primera vez en el disco, aunque la canción se inspiró tras un concierto en pleno diciembre, tras la actuación fueron a casa de la madre de Redding y se acurrucaron al fuego de la chimenea apartando a su perro Rover para que Jimi pudiera entrar en calor. Lo de la batería en este tema es de otro mundo.

"I have only one itching desire
Let me stand next to your fire"

9. “Third Stone From The Sun”. Abrumador tema instrumental en el que no paran de ocurrir cosas. Es como meterte en una película de ciencia ficción. Las frases ralentizadas son una conversación de Jimi con un productor, además también se puede escuchar una conversación con su mánager. Habla de un extraterrestre que llega a la tierra, pero ve que aún no está preparada para su llegada.

"Strange beautiful grass of green,
With your majestic silver seas
Your mysterious mountains
I wish to see closer
May I land my kinky machine?"

10. “Remember”. Una canción que hace respirar al disco. Un Rhythm And Blues que narra una historia de desamor que involucra al pájaro que su chica le regaló, el cual no canta desde que ella se marchó.

"Oh, remember the blue-birds and the honey bees,
They used to sing for sunshine

They used to sing for the flowers
They used to sing so sweet"

11. “Are You Experienced?”. Otro experimento, con los instrumentos reproducidos al revés, que te sumergen nuevamente en la psicodelia. Con la frase que da título a la canción se preguntaba si había tenido experiencia con las drogas, el resto lo puedes imaginar tú mismo.

"You'll probably scream n' cry
That your little world won't let you go
But who in your measly little world are trying to prove that
You're made out of gold and -a can't be sold"

12. “Hey Joe”. Primer single y primer éxito de Hendrix. Precisamente con un tema que no era suyo, sino de Billy Roberts. The Breakaways ayudaron a darle forma a la canción con sus coros. Si alguien no ha escuchado nunca a Jimi, esta es la canción con la que comenzar. Obra maestra.

"Hey Joe, where you goin' with that gun in your hands?"

13. “Stone Free”. Cuando tenían decidido sacar “Hey Joe” como single, su manager le obligó a escribir una canción para la cara B, por lo que se convirtió en el primer tema que escribió para este disco.

"They talk about me like a dog
Talkin' about the clothes I wear
 But they don't realize they're the ones who's square"

14. “Purple Haze”. Uno de esos riffs marca Hendrix que permanecerá por los siglos de los siglos. Basada en sueño, puede que después de un viaje de ácido. Podemos escuchar de fondo las voces fantasmagóricas de Hendrix.

"Actin' funny, but I don't know why
Excuse me while I kiss the sky"

15. “51st Anniversary”. Siempre me he preguntado como una banda de tres personas puede sonar de esta manera, pero es que el trabajo del bajo no se trata solo como una base rítmica más, sino como un instrumento con sus propias melodías que refuerzan la guitarra y la batería de un modo único.

"They talk about me like a dog
Talkin' about the clothes I wear
But they don't realize they're the ones who's square"

16. “The Wind Cries Mary”. Para mí, una de las canciones más bonitas de Hendrix, escrita tras una discusión con su novia y grabada en 20 minutos, los que tenían para terminar el disco.

"You can hear happiness staggering on down the street
Footprints dressed in red
And the wind whispers Mary"

17. “Highway Chile”. Única canción en mono del disco para terminar un trabajo a la altura de los dioses.

"And everybody knows the same old story
Another war you can't lose in glory"

RockFM