La primera ópera punk

El robo de las pistas de un disco que ya tenían grabado, llevó a Green Day a reinventarse con su disco más completo, 'American Idiot'
ctv-zql-american-idiot-portada

Tiempo de lectura: 7’

Todos tenemos un punto débil, el mío es Green Day, me sumerjo por esos recuerdos que me llevan a aquella pubertad de bigotito, en la que aún existían las cartas manuscritas; me veo tirado en la moqueta de mi cuarto intentando conquistar a las adolescentes que habían movido mi corazoncito en los veranos de espinilla y juanolas. Y de fondo ya sonaba, a todo trapo, 'Kerplunk', que no tengo ni idea de cómo lo conseguí.

Cuando 'Dookie' llegó a mi vida, yo ya era devoto de la banda, y el pelotazo fue de dimensiones históricas: un grupo punk-rock irrumpiendo en lo más alto de las listas. Pura poesía. Los siguientes diez años fueron dando bandazos, pero llegó el 2004. Muy pocas veces un robo supuso un bien de la categoría de 'American Idiot'. Cuando Green Day acababan de terminar la grabación de un álbum que se iba a titular 'Cigarrettes and Valentines', un alma caritativa tuvo a bien robar las pistas maestras del estudio. Estaban en shock y a cero, en un punto en el que debían decidir si volver a grabarlo o comenzar todo desde el principio olvidando ese trabajo "perdido". 

ctv-hxd-american-idiot-cuerpo-1

Es difícil, llegados a este punto, decir que fue una fortuna mayor, ya que jugamos conociendo el futuro; pero ellos mismos reconocieron que no era lo mejor que habían construido. Algunas de sus pistas fueron caras B de singles de 'American Idiot'.

Tras unos días de reflexión, con Billie Joe Armstrong taciturno por las calles de Nueva York, llegó con una idea al estudio, la historia de un personaje de la calle, un hombre que necesitaba una nueva vida, alguien que no quería seguir siendo un "Idiota Americano" más. Así surgió Jesus Of Suburbia, del que os hablaré llegado el momento. Todos colaboraron a la creación, Mike Dirnt grabó 30 segundos de "Nobody likes you", lo que llevó a Billie y a Trè Cool a construir una de las dos canciones conceptuales del disco: "Homecoming", basándose en esta idea.

El problema llegaba al ser un álbum de extremo compromiso político, algo que podía dificultar las cosas, ya que se puede considerar un disco anti-Bush, anti-guerra. No hay sermón, eso sí, lo que le hizo convertirse en todo un fenómeno mundial; puede que la turbulenta época de principios de siglo, tanto en lo político, como en lo social, tuvieran la culpa del éxito que cosechó 'American Idiot'.

ctv-yca-american-idiot-cuerpo-2

Es un disco impecable, no existe un solo momento aburrido, lo que hace pensar en el directo. Posiblemente haya visto casi una decena de veces el DVD 'Bullet in a Bible', donde muestran un potencial inhumano. Es una de esas pocas bandas que siempre apetece ver. No he sido uno de los afortunados, aunque podía haberlo hecho, pero el vivir en directo a escasos metros del suceso, momentos antes de su actuación en Mad Cool, el fallecimiento del trapecista Pedro Aunión, nos dejó el cuerpo tan cortado que volvimos a casa en el primer taxi que encontramos. Ya surgirá otra oportunidad.

EL DISCO

1. “American Idiot”. Fuerza es la palabra que puede definir el comienzo del álbum. Con esta canción consiguen ponernos en situación: la democracia americana la gobiernan los medios de comunicación, que están manejados a su vez por los políticos; la pescadilla que se muerde la cola y que nos da una visión clara de lo que es, no solo Norteamérica, sino la mayoría de los países del mundo. Musicalmente puede rondar el aprobado, pero las baterías y el sonido que sacan las guitarras y el bajo les hace subir casi al notable. El riff es ya historia.

"Don't wanna be an American idiot
One nation controlled by the media
Information Age of hysteria
It's calling out to idiot America
"


2. “Jesus of Suburbia”. Una canción en cinco actos. El personaje principal del disco Jesus of Suburbia es un inadaptado que necesita huir y rehacer su vida. Un ejercicio espectacular casi operístico que muestra todo de lo que la banda es capaz de hacer.

I. "Jesus of Suburbia”. Se presenta Jesus of Suburbia en esta primera parte en la que se confiesa adicto a las drogas, a la soda y al ritalín en una tierra que no cree en él. Gran canción con momentos mágicos, parones y Groove maestros.

"And there's nothing wrong with me
This is how I'm supposed to be
In a land of make believe
That don't believe in me"


II. “City of the Damned”. Entran las acústicas y el piano para bajar las pulsaciones y explicar que si su vida no le gusta, la ciudad en la que habita mucho menos, la que para muchos es el centro del tierra, él lo ve como el fin del mundo.

"City of the dead
At the end of another lost highway
Signs misleading to nowhere"


III. “I Don’t Care”. De forma magistral recogen el testigo de la parte anterior para explicar, con punk, que los amigos tampoco son lo que necesita en este momento. Gritos desesperados para hacerse oir.

"Hearts recycled but never saved
From the cradle to the grave"

IV. “Dearly Beloved”. Vuelven a la calma en un tema que conviene escuchar con auriculares para apreciar como los instrumentos se van acoplando a derecha e izquierda. Aquí Jesus of Suburbia confiesa que va a terapia porque no sabe lo que le ocurre, ni a él ni a sus amigos.

"Nobody's perfect and I stand accused
For lack of a better word, and that's my best excuse"

V. “Tales of Another Broken Home”. El bajo nos lleva a esta parte final en la que todo es muy oscuro, desde las estrofas hasta los estribillos, pero al final, cuando ha decidido marcharse de la ciudad, llega el momento de la tranquilidad para Jesus.

"And I leave behind
This hurricane of fucking lies"

3. “Holiday”. La guerra de Irak marca la pauta de una canción en la que se muestran  contrarios a las guerras. Un gran solo de guitarra da paso al riff del bajo y a un discurso político de odio, con la voz de Billy sacada de un megáfono y dictando las órdenes de muerte a quienes piensen lo contrario.

"Hear the dogs howling out of key
To a hymn called "Faith and Misery" (Hey!)
And bleed, the company lost the war today"

4. “Boulevard of Borken Dreams”. Cambia el ambiente y cambia todo al alejarse de sus raíces punk-rock. En realidad este tema engancha con el anterior, en las plataformas se ven ambos como una unidad, al igual que pasará con las siguientes seis canciones que se entienden mejor en parejas, aunque musicalmente no tengan nada que ver.

"I walk a lonely road 
The only one that I have ever known"

5. “Are We the Waiting”. Mientras pasea por las calles sucias de la ciudad, se da cuenta de que su vida ha sido una mentira, quizás no merecía la pena el cambio. La canción comienza con un patrón de batería que se cuela por las entrañas y que marca el devenir del tema. Fantásticos los coros que le hace la propia ciudad.

"Forget me nots and second thoughts
Live in isolation"

6. “St. Jimmy”. Usa su alter ego, St. Jimmy, para hacerse menos vulnerable, se convierte en un personaje más sexual y agresivo, un kamikaze. Esto le lleva a las drogas. Punk clásico. Guitarras potentes para describir al personaje y un final muy especial.

"I'm The Patron Saint
Of the denial
With al angel face
And a taste for suicidal"

7. “Give me novacaine”. De repente St. Jimmy se encuentra a su alma gemela, una chica que se acabará llamando, como veremos al final del disco, Whatshername (Como se llame). Perdido en sus demonios, ella le supone alivio y salvación. Acústicas para describir el momento, con una batería que tira para atrás a la banda. Éxtasis cuando se encuentra el resto de la banda con el lap steel. Una maravilla.

"Give me a long kiss good night
and everything will be alright
Tell me that I won't feel a thing
Give me novacaine"


8. “She’s a rebel”. Punk de libro para descubrir el enamoramiento de St. Jimmy de una rebelde que le ayudará a olvidar todos sus problemas. De esta canción surge la portada del disco: "ella está sujetando mi corazón como una granada de mano". 

"She's a rebel
She's a Saint
She's the salt of the earth
And she's dangerous"

9. “Extraordinary girl”. Una percusión de ritmos tribales marca el inicio del amor de St. Jimmy hacia Whatshername; él se da cuenta de que ella ha estado ocultando también su verdadero yo bajo una máscara de rebeldía. Ahora llora. Aumenta los beats del ritmo la banda para llevarnos a la euforia. Suenan palmas y algo que parecen ser castañuelas. Fantástico el break de la batería.

"She sees the mirror of herself
An image she wants to sell
To anyone willing to buy"

10. “Letterbomb”. Kathleen Hanna interpreta uno de los pasajes que vendrán después para recordar que nadie le quiere. Acto seguido, el bajo apunta alto para darle un toque rock. St. Jimmy encuentra una carta de Whatshername dejándolo al descubrir que se esconde bajo una fachada incierta. Al ver que él se está autodestruyendo, corre para el lado contrario, lo que hace que él vuelva a su yo real, Jesus Of Suburbia. Buena composición de principio a fin.

"The town bishop is an extortionist
And he don't even know that you exists"


11. “Wake Me Up when September Ends”. Aunque la canción pueda representar el dolor de Jesus Of Suburbia ante el abandono de su novia, este tema, en realidad, habla de la muerte del padre de Billie cuando tenía tan solo diez años. Durante el funeral, Armstrong salió corriendo a esconderse en su habitación y cuando su madre intentó sacarlo de allí, el gritó la mítica frase que forma ya parte del imaginario de Green Day: "Wake me up when september ends". Magníficamente construida sobre una guitarra acústica y una preciosa melodía de voz, la canción va ganando enteros cuando entra la batería con su ritmo machacón. Punzante el solo de una de las mejores composiciones de la banda. El vídeo trata otra temática, tras el sentimiento de frustración que supuso el 11-S, habla de un hombre que tiene que partir a la guerra de Irak.

"Like my father's come to pass
Twenty years has gone so fast
Wake me up when september ends"

12. “Homecoming”. Nueva canción conceptual con cinco partes independientes:

I. “The Death of St. Jimmy”. Vuelve a escena Jesus Of Suburbia con una melodía de voz que parece percutir en la garganta de Billie y a la que acompaña la misma melodía la guitarra. St. Jimmy tiene que morir de forma épica y Jesus debe regresar al punto de partida.

"Jimmy died today 
He blew his brains out in to the bay
In the State of mind 
In my own private suicide
"

II. “East 12th St.”. Como el día de la marmota, Jesus Of Suburbia vuelve a su vida anterior, consigue un trabajo, pero rápido se da cuenta de que eso no es lo que quiere y pide a gritos que lo rescaten.

"I just want to be free
Is there a possibility?"


III. “Nobody Likes You”. Vuelve como un mantra lo que cantaba Whatshername, nadie le quiere y eso le hace volver a caer en una depresión más leve que la anterior. Mike Dirnt es quién compone este tema y el centro de este pequeño universo de cinco canciones en una. Un ritmo militar nos lleva por la mente rota del protagonista.

"Nobody likes you
Everyone left you
They're all out without you having fun"

IV. “Rock and roll girlfriend”. Una carta de su amigo Tunny lo deja absorto nuevamente; él ha triunfado, tiene una vida loca, igual que el rock and roll que se exhibe en la pista.

"I got a rock and roll band 
I got a rock and roll life 
I got a rock and roll girlfriend
And another ex-wife"


V. “We’re coming home again”. En este tema, la banda decide dejar un final abierto a la interpretación. Posiblemente Jesus Of Suburbia vuelve a casa y tenga un hijo, aunque su amor seguirá siendo Whatshername.

"Send my love a letterbomb
And visit me in Hell
We're the ones gong home
We're coming home again"

13. “Watsername”. De vuelta a su vida normal se acuerda de Whatshername y cree verla por la calle, pero no es más que un sueño, por lo que decide dar un paso más en su vida y quemar todos sus recuerdos. Gran final de disco con una balada punk-rock.

"I'll never turn back time
Forgetting you, but not the time"

RockFM