Tom Petty & The Heartbreakers: una colección imprescindible

Es discutible que ‘Damn The Torpedos’ sea el mejor disco de Tom Petty, pero es indudable que se trata de una colección de canciones perfecta
Tom Petty & The Heartbreakers: una colección imprescindible

Tiempo de lectura: 6’

El tiempo construye la historia, y la evolución marca la trayectoria; hay músicos que nacen con un don, mientras que otros necesitan tiempo para demostrar lo que pueden llegar a ser; es el caso de Tom Petty, que pasó de ser un músico talentoso, pero sin nada que destacar, a uno de los grandes músicos de la historia del rock. La clave es, siempre, rodearse bien y para eso siempre tuvo ojo; desde pequeño era fan de una banda llamada The Continentals, pero cuando se separaron, uno de sus miembros, Don Felder se unió a Bernie Leadon para formar The Eagles, por lo que Tom buscó al hermano pequeño de Leadon, Tom, para asociarse y formar Mudcrutch, banda a la que se uniría el que se convertiría desde entonces en su pareja artística, Mike Campbell, uno de los guitarristas más cotizados por los más grandes; a la banda también llegaría el tercer mítico Heartbreaker, Benmont Tench, detrás de los teclados.

ctv-1a5-tompettyandtheheartbreakers-2 v1000

No paró con Campbell y Tench su inquietud musical, ni desaprovechó su oportunidad cuando en 1988 creaba junto a Roy Orbison, George Harrison, Bob Dylan y Jeff Lyne, la superbanda The Travelling Wilburys; ¿quién mejor que esta cuadrilla para seguir aprendiendo y creando tu sello musical a base de recibir influencias por todos los cuatro costados? Así se creó a él mismo, quizás por eso suena tan auténtico.
Con la banda a tope, sus primeros discos vieron la luz con el sello ABC Records, pero justo antes de sacar ‘Damn The Torpedoes’, en 1979, MCA Records había comprado a su compañía, lo que traspasaba directamente sus derechos a esta nueva disquera. Hay cosas en la vida de Tom por las que no pasa: una, la relación tormentosa con su padre y, dos, el control artístico de su trabajo, algo que se le metió entre ceja y ceja, por lo que el corte de mangas a esta compañía se oyó en la costa oeste y, para que las tramas legales no le afectaran, se declaró en bancarrota, por lo que MCA tuvo que tragar con el fin poder poner fin a la batalla legal, creando una subsidiaria llamada Backstreet Records para poder mantener al artista en su lista de activos.

No fue esta la única disputa con la compañía, que quiso subir el precio de su siguiente trabajo, ‘Hard Promises’ a 9,98$ (precio superestrella), cuando el habitual era de 8,98$, algo que volvió a enfurecer a Tom, quien aseguró que, si seguían con esa estrategia, la suya iba a ser cambiar el título del disco a ‘Eight Ninety-Eight’ (‘Ocho con noventa y ocho’), lo que hizo recular al sello y volver a la lógica de precios populares.

ctv-cyo-tom-petty-1

Volviendo a ‘Damn The Torpedos’, el título lo recibe de una cita del almirante David Farragut, que veía que sus barcos iban a entrar en un bucle de destrucción por las minas navales, llamadas torpedos, de la Batalla de Mobile Bay durante la Guerra Civil americana de 1864; algo que, muy probablemente, quiso representar por las batallas con la compañía y las minas que encontraban en cada negociación. Para la producción quiso asociarse con Jimmy Lovine, que ya había trabajado con Lennon, Springsteen o Patti Smith y parecía tener una carrera muy prometedora, amén de una concepción muy clara del sonido que quería inyectar en la banda. Junto a él consiguieron una producción exquisita que no lograría con todos sus trabajos (a excepción de su ‘Wildflowers’, que merece consideración aparte).

La pena fue que no llegó a ser número uno, se quedó en un más que notable segundo puesto por culpa de Pink Floyd, que había tenido que publicar su ‘The Wall’ ese mismo año. En cuanto a la portada, poco que decir, sin entrar en polémicas, me parece bastante chunga, pero no es la peor que tiene.

EL DISCO

1. “Refugee”. Tras la disputa con el sello, Tom escribió esta canción llevado por el cabreo, lo hizo sobre la música de Mike Campbell. El proceso de grabación fue un infierno, ya que no lograban encontrar el toque final que les hiciera sentirse cómodos con la canción, pero después de 100 tomas consiguieron dotarle al tema de una personalidad única, con tantos matices que la convirtieron en una de las favoritas de los fans de la banda. Al margen de los coros ochenteros, la voz de Petty suena fabulosa y las guitarras generan, junto con el teclado, un ambiente potentísimo.

Somewhere, somehow, somebody
Must have kicked you around some
Who knows, maybe you were kidnapped
Tied up, taken away, and held for ransom

2. “Here Comes My Girl”. Otra de las canciones de Campbell a las que Tom puso letra, pero la estructura no le permitía crear una melodía en las estrofas, por lo que se decantó por el recitado, que va dando paso, progresivamente, a las partes cantadas. Una maravilla el piano de Benmont y los arreglos de guitarra de Campbell. La letra sugiere la transformación que produce la llegada de la amante a sus brazos, momento en el que todos los problemas desaparecen para crear una vida más fácil basada en el amor de pareja.

It just seems so useless to have to work so hard
And nothin' ever really seems to come from it
And then she looks me in the eye and says, "We're gonna last forever"
And man, you know I can't begin to doubt it

3. “Even The Losers”. La casualidad y el pasado suelen ser una combinación perfecta para que una canción se haga realidad, en esta ocasión, cuando Tom aún estaba en la escuela y pasaba una noche con su amante Cindy, tuvo una visión, la de querer estar en una banda de rock; en este tema está muy presente aquella noche, mezclada con la polémica ruptura con el sello discográfico. Uno de los imprescindibles en los conciertos que pone las pilas al personal. La voz que se escucha al inicio es la de la mujer de Campbell, perteneciente a una de las demos que había grabado en su casa, justo en ese momento se había estropeado la lavadora y estaba haciendo un ruido infernal, por lo que, tras las protestas de Mike, su mujer le dice que son ruidos normales, vamos, que si quería grabar con calidad, que se fuera al estudio. El solo surgió tras varios intentos fallidos, Campbell estaba atascado y Tom le sugirió que probara algo del estilo Chuck Berry, por lo que solo necesitó una toma más para lograrlo.

I should known right then it was too good to last
God, it's such a drag when you're living in the past

4. “Shadow Of A Doubt (A Complex Kid)”. No todo en esta vida tiene que ser complicado para que te guste, un pop-rock como este tiene todo lo necesario para dejar un gran sabor de boca. Aunque la que sí parece complicada es la mujer de la que habla en la canción, no todo va a ser un camino de rosas.

And when she's dreaming
Sometimes she sings in French
But in the morning
She don't remember it

5. “Century City”. Rock and roll en toda regla, un tema que te pone una sonrisa en la cara antes de dar la vuelta al vinilo. Tirando de clichés rockeros, tanto en el solo como en la estructura y los teclados, Tom nos habla de dejar tu ciudad natal para ir a vivir a la cumbre del espectáculo: Los Ángeles, en concreto a Century City, el distrito en el se encuentra Fox Studio.

Why worry about the rain?
Why worry about the thunder?
Honey, Century City's got everything covered

6. “Don’t Do Me Like That”. Primer sencillo del disco que gozó de una gran repercusión y fue lo que activó que el disco se posicionara en los primeros números de las listas de EE.UU. Curiosamente, Tom había grabado una demo cinco años antes junto a su anterior banda, Mudcrutch, pero no lo veía del todo claro, por lo que, en lugar de dejarse llevar por su idea original, que era vendérsela a The J. Geils Band, se dejó convencer por su productor y la incluyó en este trabajo. Un trabajo perfecto de todos los instrumentos que acompañan a esa voz electrizante de Petty que se mueve como anillo al dedo en los ritmos más veloces.

And you know you better watch your step
Or you're gonna get hurt yourself
Someone's gonna tell you lies
Cut you down to size

7. “You Tell Me”. Baja un poco el ritmo para sumergirnos en un tema que nos lleva por ese folk y country que Tom maneja como nadie; solo la intro merece estudio aparte. Letras que se mezclan entre lo humano y lo divino, con giros de guion interesantes. El momento solo es una de las bazas de la pista, cuya instrumentación muestra una producción que roza la perfección.

I've been winning and losing
Baby, I've been in and out of the rain

8. “What Are You Doin’ In My Life?”. Otro rockanroll de estética impecable, con una slide guitar que quita el hipo. Sobresaliente en todo, aunque la letra sea lo más flojo: una grupie está volviendo loco a Tom, él pretende apartarla de su lado, pero ella insiste; un clásico.

Well, you're the last woman in the world that thrills me
Now you got my girlfriend trying to kill me
Honey, my friends think that I've gone crazy
Can't you figure out that you ain't my baby?

9. “Louisiana Rain”. Psicodelia en la intro antes de dar paso a una de las grandes baladas de Tom Petty. Nuevamente los sonidos sureños se imponen en un tema que nos muestra un panorama lluvioso en su recorrido por este Estado americano. No entiendo cómo no presentaron esta canción como sencillo, pero es enorme.

And I still can't quite remember who helped me to my feet
Thank God for the longneck bottle the angel's remedy

RockFM