Burning y Los Enemigos nos devuelven la eterna juventud en las Noches del Botánico

Las Noches del Botánico recibieron lo mejor de nuestro rock con Los Enemigos y Burning ofreciendo lo mejor de su repertorio a un público entregado
  • Víctor Moreno

Tiempo de lectura: 3’

El calor sofocante de estos días en la capital nos dan un alivio único con las Noches del Botánico, durante el día caminamos buscando la sombra de cualquier árbol o edificio para no sufrir una lipotimia, pero lo que muchos no saben es que, cuando cae la tarde, hay un paraíso dentro del bullicio, el jardín botánico Alfonso XIII en la Universidad Complutense, que no solo ofrece un espacio de refresco, sino que se nos brinda gozadas como la de anoche, Burning y Los Enemigos rescataron lo mejor de su repertorio para llevarnos directamente a la época dorada del rock patrio.

Hace unos meses tenía la oportunidad de asistir al regreso esperado de Los Enemigos en la sala La Riviera de Madrid, allí la emoción corría por los poros de todos los asitentes, no fue el mejor concierto de la banda, porque la máquina no estaba engrasada como debía y los nervios de volver tras aplazar aquel concierto en varias ocasiones por culpa de la pandemia, les hicieron tener momentos de desencuentro en el escenario, pero lo de anoche demostró que aquello fue un espejismo y nos dejaron a todos con la boca abierta y los brazos en alto pidiendo más.

Burning y Los Enemigos nos devuelven la eterna juventud en las Noches del Botánico

Víctor Moreno

El concierto de los de Josele comenzó más tarde de lo esperado, pero a nadie importó cuando sonaron los primeros acordes de la noche y todos comenzaron a corear los míticos temas de los madrileños que recorrieron su extensa discografía de la que no faltaron himnos como "La Cuenta Atrás", "Desde el Jergón", "Septiembre", "Quillo" o "La Otra Orilla", sin descuidar su último trabajo 'Bestieza' del que interpretaron un par de temas. Poco a poco, el sonido fue haciendo que los temas crecieran y llevaran en volandas a un público feliz que demostró el apoyo férreo a una banda que siempre es bienvenida a nuestras vidas.

Tras ellos, un descanso para que Burning acondicionara su escenario, lo bueno del lugar es que, por mucho tiempo que pase entre concierto y concierto, tienes de todo para seguir disfrutando del lugar, al que no le falta un detalle: tiendas de merchandising, de mercadillo, puestos de comida y bebida, espacios con hamacas en los que puedes descansar de los botes del directo, zonas verdes sin parafernalia y espacios con DJ's. Tras acercárnos a por algo para refrescar la garganta volvimos a la pista, ya preparada para que Johnny Burning saltara a escena para llevar a un nuevo nivel lo que el rock patrio nos ha brindado desde hace, casi ya, cinco décadas.

No se puede obviar la calidad brutal de la banda que lleva Johnny con un Nico Álvarez que se ha convertido por derecho propio en uno de los grandes guitarristas de nuestro panorama. Corrían como torrente todos los clásicos de Burning sin descanso, desde "Jim Dinamita", "Como un Huracán" o "Una Noche Sin Ti" a "Mueve tus caderas", "Qué hace una Chica como tú..." o su último single, que sonó como un cañón, "Algo Está Ardiendo". Cuando se cuida tanto la puesta en escena, cuando la banda es una máquina a punto de estallar y el sonido es casi inmejorable, lo que recibimos en la platea no necesita otro estímulo.

Burning y Los Enemigos nos devuelven la eterna juventud en las Noches del Botánico

Víctor Moreno

El equipo entero de RockFM que se trasladó anoche a las Noches del Botánico vibró con dos conciertos que nos llevaron a mundos que creíamos perdidos, así Carlos Medina se hacía esta pregunta: "¿Qué hace grande a una banda de rock? Imagino que cada cual tiene su respuesta; pero según lo siento yo, diría que son las emociones que despiertan en mi. Y anoche tuve la oportunidad de revivir con mucho entusiasmo y cariño toda mi adolescencia. Gracias Burning!! Gracias Enemigos!!"

Burning y Los Enemigos nos devuelven la eterna juventud en las Noches del Botánico

Víctor Moreno

Por su parte, Rodrigo Contreras gritaba: "Madrid is Burning! Enemigos y Burning dieron un recital difícil de olvidar con su rock con D.O. del foro. Reivindicando el valor de ambas bandas, Josele y Johnny consiguieron devolver el espíritu rebelde y rockero a la ciudad universitaria de Madrid."

Una noche inolvidable para los amantes del rock nacional que no termina aquí, ya que los conciertos continúan en uno de los mejores ciclos que se pueden encontrar en España, puedes consultar aquí todos los conciertos que nos quedan hasta el 31 de junio en las Noches del Botánico.

RockFM