El secreto mejor guardado de Bonham

El batería de Led Zeppelin alcanzó la gloria por su forma única de tocar, pero también por el sonido que logró sacar de su instrumento en las grabaciones.

Tiempo de lectura: 2’

Hay muchas cosas que caracterizan el sonido espectacular de Led Zeppelin, la mayoría son culpa de Jimmy Page, que tras crear la nueva formación después de que se separaran The Yardbirds, tenía muy claro cómo quería que sonara su nueva banda, así, Led Zeppelin creó el sonido más increíble de los últimos años de la década de los 60’s. En su cabeza las ideas para la nueva banda surgían de forma espontánea, y aunque el reducido tiempo de grabación de su primer disco no le permitió experimentar todo lo que le hubiera gustado, sí lo pudo hacer para el segundo.

Para 'Led Zeppelin II', Jimmy no solo se centró en el sonido de las guitarras y las voces y junto con Bonham y el ingeniero de sonido, George Chkiantz, crearon una plataforma para la batería de Bonzo, elevando así la misma unos centímetros del suelo; dado que los techos de los Olympic Studios de Londres eran altísimos, pudieron colocar una pareja de micros a dos metros y medio de la misma, otro par de micrófonos a los laterales y uno más situado bajo la plataforma, así conseguirían, no solo un efecto panorámico, sino que cada punch de Bonham sonaría nítido y potente. El juego con los micros y su ubicación en diferentes lugares de la sala donde grababan ya lo usó Page en el disco debut de la banda. Un par de años más tarde consiguieron mejorar aún más el sonido de la batería gracias a la mítica escalera para “When the levee breaks”, pero esa es otra historia. Hoy escucharemos en mi show, a partir de las 17.00h. la mítica “Whole lotta love” del segundo trabajo de Led Zeppelin.


También habrá tiempo para felicitar a Pat Benatar, que hoy cumple 69 años y conocer la historia que nos deja Mariví de la Huerta en la sección “Mi primera vez”. Escucharemos clásicos de The Spencer Davis Group, Jefferson Airplain o Harry Nilsson.


RockFM