James Hetfield (Metallica) y la efeméride más dramática del RockFM 500

El año pasado, la fiesta del RockFM 500 tuvo un tinte dramático con James Hetfield de protagonista
James Hetfield (Metallica) y la efeméride más dramática del RockFM 500

Tiempo de lectura: 3’

El RockFM 500 siempre ha sido una fiesta del rock que nos encanta disfrutar junto a ti. Sin embargo, la mala suerte ha querido, a veces, que, durante este maravilloso maratón, hayamos tenido que darte noticias que hubiéramos preferido no tener que contarte. Una de ellas fue la sucedida en la edición del año pasado, cuando el sábado, segunda jornada del 500, nos descubrimos algo que todos los fans del rock no queríamos escuchar: James Hetfield había recaído en su batalla contra las adicciones.

¿Recuerdas el comunicado oficial de la banda? Fue el siguiente:

"Un comunicado de Lars, Kirk y Rob.

Sentimos muchísimo anunciar nuestros fans y amigos de que tendremos que posponer nuestro próximo tour por Australia y Nueva Zelanda.

Como probablemente sabréis, nuestro hermano James ha estado peleando contra una adicción con idas y venidas a lo largo de muchos años. Ahora, por desgracia, tendrá que volver a entrar en un programa de tratamiento para trabajar en su recuperación una vez más.

Tenemos la firme intención de llegar a vuestra parte del mundo tan pronto como nuestra salud y calendario nos permitan. Una vez más, estamos devastados de haber importunado a tantos de vosotros, especialmente nuestro fans más leales que viajan grandes distancias para experimentar nuestros shows. Apreciamos vuestra comprensión y apoyo a James y, como siempre, gracias por ser parte de la familia de Metallica.

Todos los tickets para los shows de Australia y Nueva Zelanda, incluyendo las experiencias aumentadas y los Black Tickets, se reintegrarán”.

Durante todo el día, nuestros compañeros de RockFM dieron la noticia durante la emisión del maratón, que cobraba una connotación un poco más triste, sobre todo cada vez que aparecía una canción del cuarteto de San Francisco en la lista.

Curiosamente, los primeros en reaccionar a la noticia fueron Slipknot, banda con la que Metallica iba a girar por Australia y Nueva Zelanda. En aquel momento, no teníamos ni idea de lo que, incluso aunque ambas bandas pospusieran sus fechas, en menos de un año se acabaría eso de hacer conciertos masivos: “Para nuestros amigos, fans y familia en Australia y Nueva Zelanda, tenemos que deciros que acabamos de oír las noticias de que el tour se va a posponer y estamos trabajando lo más rápido posible para determinar cuáles serán nuestros próximos pasos. Os haremos saber lo que ocurrirá tan pronto como se pueda".

James Hetfield tardaría mucho en volver a aparecer, más concretamente hasta finales de 2019 y principios de 2020, cuando el artista se dejó ver en la inauguración de la exposición de sus coches en el Petersen Museum de Los Ángeles y, posteriormente, haciendo un tributo acústico al entonces recién fallecido Eddie Money.

Eso sin embargo, no fue todo. Quizás recuerdes que, durante esa etapa, Metallica anunció su participación en varios festivales a lo largo de Estados Unidos en primavera. La propuesta de la banda para su regreso no podía ser más suculenta: dos conciertos con diferente setlist por festival. Sin embargo, las ilusiones de los fans pronto se verían hechas añicos cuando un simple problema de logística se interpuso entre ellos y la banda. Y es que resulta que James Hetfield, aún en recuperación, tendría que asistir a unos "fines de semana de sobriedad" que le coincidían con sus actuaciones. Al final, curiosamente, nada de esto sucedería, puesto que la pandemia dejó a todos los miembros de Metallica encerrados en casa.

El regreso "oficial" de Hetfield al "escenario" tuvo lugar hace algunas semanas, cuando la banda se grabó tocando, con todas las aparatosas medidas de seguridad pertinentes, para emitir el vídeo en autocines de toda América y de Canadá. Resulta escalofriante el simple hecho de pensar en un futuro en el que eso sea todo lo que recibiremos en lo que a música en directo se refiere.

Ya va a hacer un año desde que recibimos aquella noticia, una mañana de sábado en la redacción de RockFM. Un año con más conciertos de Metallica que nunca apareciendo en los titulares, pero siendo todos grabaciones de tiempos mejores, un año que, decíamos, iba a ser "el año del rock" y que se ha acabado convirtiendo en uno de los peores para la industria de la música y el espectáculo. En esta ocasión, con mascarillas, sin compartir desayuno ni poder tocarnos, volveremos con el RockFM 500. Lo único que pedimos, en esta ocasión, es no tener que dar más malas noticias que para eso ya ha estado el resto de 2020.

RockFM