“Nothing Else Matters”: Del amor romántico a una bandera del amor propio

James Hetfield se inspiró en una novia que tuvo para esta canción
ctv-xd5-metallica-1991-ross-halfin

Tiempo de lectura: 2’

Lo ha conseguido. “Nothing Else Matters” se ha colado en el Top 5 de la lista del RockFM 500, habiéndose alzado con el #4. A pesar de que cuando vio la luz, en 1991, hubo cierta reticencia acerca de si podía llegar a funcionar, por tratarse de una canción que se alejaba un poco de lo que Metallica acostumbraba a hacer, se ha acabado convirtiendo en una de las power ballads de la historia del metal más exitosas. 

Y es que, ya sea en la ducha, en un garito o en un concierto, ¿quién no ha cantado a pleno pulmón este tema como si le fuera la vida en ello? Es prácticamente imposible no cerrar los ojos y dejarte mecer por ese riff tan reconocible en cuanto empiezan a sonar los primeros acordes. 

Aunque pueda no parecerlo, James Hetfield escribió la letra de este tema para una novia que tuvo en su día, inspirándose en los sentimientos que le provocaba estar alejado de su hogar mientras estaba de gira. De esta manera, no la compuso de una sentada, sino que fue surgiendo en numerosos hoteles y durante los viajes en la carretera. Así, lo que viene a decir desde la primera frase, “tan cerca, no importa lo lejos que estemos”, es que, por más kilómetros de distancia que le separen de aquellos a los que quiere, siempre los siente próximos porque los mantiene bien cerca del corazón. 

Sin embargo, con el paso de los años, los de San Francisco han asegurado que ha pasado de ser una canción sobre dos personas, sobre amor romántico, por decirlo de alguna manera, a un himno para todos sus seguidores, de tal forma que todas las personas que la escuchen, puedan sentirse identificadas con ella, sientan una conexión con el resto del mundo y sepan que no están solas. Se trata de un corte, en cierto modo, individualista, puesto que no importa lo que digan los demás, no importa lo que sepan. Se trata de sacar lo que llevamos dentro, de sincerarnos y de exponer quiénes somos. No obstante, como decíamos antes, en cuanto suena, surge una emoción conjunta que te lleva a querer rodear los hombros a los que están a tu alrededor, porque lo que Metallica nos quiere transmitir con esta canción es que estamos unidos y somos más fuertes cuanto más nos aceptamos y cuanto más honestos somos con nosotros mismos y con la gente que nos apoya. En definitiva, una canción que abandera el amor propio. 

RockFM