Bob Dylan ha vendido todas sus canciones, esta es la desmesurada cantidad de dinero que ha conseguido

Bob Dylan ha vendido todo su catálogo de clásicos, incluyendo "Like a Rolling Stone" o "Blowin' in the Wind"
Bob Dylan ha vendido todas sus canciones, esta es la desmesurada cantidad de dinero que ha conseguido

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa The New York Times, Bob Dylan ha vendido todo su catálogo, con más de 600 canciones, a Universal Music. El precio de esta transacción ha sido tan espectacular como desorbitado, 300 millones de dólares, esto es, medio millón de dólares por canción.

Este legendario material se expande a lo largo de seis décadas e incluye algunos clásicos que, por si solos, no tienen precio. Nos referimos a canciones como "Blowin' in the Wind", "Like a Rolling Stone" o "The Times They Are A-Chaning". Además, la venta de canciones también incluye todos los temas del último disco de Dylan, 'Rough and Rowdy Ways', publicado este 2020.

El catálogo de Dylan tiene una ventaja muy particular para Universal, dado que está reconocido como el único autor de la mayor parte de sus canciones. ¿Qué significa esto? Pues que, a la hora de cobrar por los royalties de su música, la multinacional no tiene que compartir los beneficios con ningún otro autor.

Lucian Grainge, uno de los principales ejecutivos de Universal, ha explicado lo siguiente en una nota de presna: "No es ningún secreto que el arte de la composición es una clave fundamental para todas las grandes canciones, al igual que tampoco lo es que Bob Dylan es uno de los mejores compositores de todos los tiempos":

Jody Gerson, también de Universal, añade: "Representar el trabajo de uno de los mejores cantautores de todos los tiempos, cuya importancia cultural es innegable, es tanto un privilegio como una responsabilidad".

Según sigue informando el New York Times, Dylan no es el único artista que, en los últimos meses, ha hecho el mismo movimiento. Aparentemente, la semana pasada, Stevie Nicks vendió casi todo su catálogo por unos 80 millones de dólares a Primery Wave Music, una discográfica y compañía de marketing independiente.

Por otro lado, la "joven" compañía que se está "comiendo" el mercado de los derechos de autor, Hipgnosis Songs Fund, ha explicado, hace poco, que se ha gastado, entre marzo y septiembre, la friolera de 670 millones de dólares comprar los catálogos de Blondie, Rick James, Chissie Hynde o the Pretenders.

Ya hace unos meses, Nikki Sixx hizo lo propio con sus canciones de Mötley Crüe. Hace décadas, Michael Jackson y Paul McCartney vivieron una amarga experiencia relativa a los derechos de los temas de The Beatles.

Si tienes curiosidad por saber el motivo por el que tanto autores venden los derechos de su música, la premisa es sencilla. Compañías como Hipgnosis, a las que cada vez les ha salido más competencia, ofrecen una cantidad ingente de dinero, equivalente a lo que podrían cobrar por derechos de autor en una o dos décadas, a los autores de los temas. En el caso de músicos de avanzada edad, resulta más económico recibir un gran ingreso de liquidez al momento antes que mantener unos ingresos estables por sus obras que se prolonguen en el tiempo. Por ejemplo, en el hipotético caso de que a Sixx le hubieran ofrecido 15 o 20 años de ingresos por su música, el bajista se embolsaría directamente todo lo que podría ganar -en potencia- en las próximas décadas por sus canciones. La empresa, mientras tanto, invierte en un catálogo al que le sacará muchísima más rentabilidad en los años venideros e incluso a largo plazo.

RockFM