El desagradable acto de Mötley Crüe que enfureció a Eddie Van Halen y a Malcolm Young (AC/DC)

Vince Neil y Tommy Lee hicieron unos cuantos enemigos en la época dorada de Mötley Crüe
El desagradable acto de Mötley Crüe que enfureció a Eddie Van Halen y a Malcolm Young (AC/DC)

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con USA Today, el batería de Mötley Crüe, Tommy Lee, ha desvelado cómo Mötley Crüe consiguió enfadar a Eddie Van Halen y a Malcolm Young (AC/DC) cuando sus bandas coincidieron en distintos festivales en los '80.

Antes de eso, Lee habló de cómo se sentía tras el fallecimiento de Eddie Van Halen: "Todavía estoy en shock. Hace tres semanas estuve con Sammy Hagar y no me dijo nada sobre el tema".

"La verdad es que entendí que le habían extirpado el cáncer y que estaba recuperándose. Pero tío, qué evento más triste. Hemos perdido al que era, literalmente, el guitarrista más innovador e increíble de nuestro tiempo. Y de lejos".

Entonces, Lee pasó a contar su anécdota más curiosa con Eddie Van Halen y Malcolm Young, que data de la etapa dorada de Mötley Crüe.

"Estábamos todo en el tour de Monsters of Rock de 1984: AC/DC, Van Halen y Mötley Crüe. Estábamos todos de fiesta y Mötley tenía una costumbre que siempre realizábamos si realmente queríamos a alguien. Algunas personas chocan los cinco, otras personas se abrazan y nosotros... nosotros te mordíamos".

"Vince Neil se acercó y, simplemente, pegó un mórdico a Eddie, que se enfadó muchísimo. Estaba como, '¿Qué cojones te pasa?'. No estuvo muy receptivo".

"Yo mordí a Malcolm Young y lo odió también. Recuerdo que mantuvimos la costumbre durante un par de años más hasta que, o se nos pasó o nos dimos cuenta de que podía ser un poco peligroso".

Mick Jagger, otro músico con buena "mordida"

La semana pasada, el reputado guitarrista Joe Satriani, contó que Mick Jagger (The Rolling Stones) también tenía la particular manía de morder a sus compañeros sobre el escenario:

"Solía hacer cosas durante los conciertos y tenías que darte cuenta a tiempo, porque se mueve como un loco sobre el escenario. El bajista Doug Wimbish siempre solía decir que no podías prever lo que iba a hacer Mick mientras tocabas porque no se mueve como un tipo normal. Sale a bailar como Jerry Lewis, Jim Carrey o alguien así".

"Si empiezas a mirarle, de repente vas a perder el ritmo, porque no está bailando junto a ti, está actuando para la audiencia. Está haciendo algo que está a un nivel superior".

"En cualquier caso, recuerdo que, una vez, estaba tocando un solo y él llegó y me mordió en el hombro. No dejaba de decirme a mí mismo: 'Intenta continuar, solo es Mick haciendo de él mismo, le gusta hacer cosas raras'".

"Fue algo rarísimo, porque llegó, se puso detrás de mí y empezó a poner caras y, después, sin venir a cuento, ¡cogió y me pegó un bocado! Simplemente decidió que era buena idea coger y morderme mientras tocaba y pensé: 'Genial, ¿cuánta gente puede decir que ha sido mordida por Mick Jagger mientras están tocando un solo delante de 90.000 personas?'".

RockFM