Jake E. Lee, ex-guitarrista de Ozzy Osbourne, desvela los "trapos sucios" del cantante y su esposa, Sharon

Jake E. Lee, ex-guitarrista de Ozzy Osbourne, critica la parte más oscura del vocalista y su esposa
Jake E. Lee, ex-guitarrista de Ozzy Osbourne, desvela los "trapos sucios" del cantante y su esposa, Sharon

Tiempo de lectura: 2’

Durante una conversación con Brave Words, Jake E. Lee, quien fuera guitarrista de Ozzy Osbourne entre 1982 y 1987 -llegando a grabar 'Bark at the Moon' (1983) y 'The Ultimate Sin' (1986)- ha recordado el tiempo que pasó con el vocalista y ha hablado sobre algunas de las partes más oscuras del vocalista y de su esposa, Sharon Osbourne.

"Quedé muy contento con los dos discos que grabé con él", cuenta el guitarrista. "Aunque admito que 'The Ultimate Sin' podría volver a mezclarse porque el mix fue un poco popero porque Ozzy quería incrementar su base de fans en aquel momento. El productor acabó generando un disco algo pop, pero, en realidad, es un rendondo muy 'heavy', así que creo que habría que volver a mezclarlo. Me encantaría que hicieran un mix alternativo y que me invitaran a ayudar".

Sin embargo, la charla musical se enturbió bastante cuando Sharon Osbourne entró en la conversación: "Sharon... Sharon puede ser muy vengativa. ¿Por qué es así? No lo entiendo. Comportarse de esa manera tiene que quitarte mucha energía. Parece que gasta muchas de sus fuerzas en enfadarse y devolvérsela a la gente que ella piensa que ha hecho daño a su Ozzy", dijo Lee.

El entrevistador, tras estas declaraciones, le preguntó al guitarrista si pensaba que Sharon era así para hacerse respetar en un mundo, el de la música, tradicionalmente lleno de hombres. "Sí. Seguramente fue la primera mujer en ser mánager, dar órdenes a su equipo y ser temida", contestó.

La mánager es hija de Don Arden, quien fue mánager de, por supuesto, Black Sabbath y de bandas como Electric Light Orchestra. El entrevistador le preguntó al guitarrista si Sharon era más "tirana" que Arden, famoso por su mal humor. "Es un trabajo difícil, por lo que he oído", contestó Jake. "Ella me contó historias de su padre y daba bastante miedo".

Sin embargo, rápidamente, el mal rollo volvió a asomar la cabeza: "Sí, lo ha hecho bien, pero se toma las cosas de forma un poquito demasiado a lo personal y las lleva, también, demasiado lejos en ocasiones. Ella tiene un problema conmigo y yo no tengo ninguno con ella".

Obviamente, otro de los temas de conversación candentes fue si el guitarrista volvería a tocar de nuevo con Ozzy. "Sería divertido. Me gustaría volver a tocar con él y también grabar un nuevo disco. Pero Zakk Wylde ha hecho mierda muy buena también".

Entonces, Jake E. Lee reconoció que, poco tiempo después de dejar la banda, quiso que Ozzy fracasara. "Cuando publicó 'No Rest for the Wicked' quería que fuera malo, ¿sabes? Porque me habían despedido y no quería que el siguiente álbum fuera bueno. Sin embargo, lo fue. Recuerdo escucharlo y pensar, 'Oh, mierda. Vaya, está bien, él es feliz'".

"Creo que hasta 'No More Tears' tenía un buen catálogo y sacaba grandes discos. Luego no sé que pasaría, se volvió blando. Creo que dejó llevar por la pereza y comenzó a dejar que otras personas escribieran sus canciones", espetó el guitarrista, crítico con los últimos 30 años de música de Ozzy Osbourne. "Solía haber un sonido definido de Ozzy, ese era Randy Rhoads. Conmigo continuó ese sonido, la misma base, aunque con algunos cambios, e incluso con los dos primeros trabajos en los que estaba Zakk, Ozzy sonaba a él mismo. Después, dejó de hacerlo".

RockFM