Cuando Axl Rose demandó a un videojuego

El historial de cabreos y demandas de Axl Rose es largo... y también lo hizo con un videojuego
Cuando Axl Rose demandó a un videojuego

Tiempo de lectura: 3’

La enemistad entre Axl Rose y Slash es una de las más célebres de la historia del rock, esta diacronía llena de egos y pleitos entre músicos; quizás este caso es muy significativo porque se dio entre dos de las personas más talentosas de la escena contemporánea, o quizás porque sucedió en el seno de una de las bandas más icónicas y populares del hard rock del siglo XX. No es extraño que los vocalistas tengan controversias con los demás músicos de su banda: los frontman tienen reputación de egotistas y de querer adueñarse del espíritu del grupo, sobre todo cuando se trata de líderes carismáticos y famosos como Axl Rose. Así pues, no es de extrañar que el cantante estadounidense haya puesto el grito en el cielo cuando vio que la imagen de Slash y de su banda, Velvet Revolver, estaba asociada a Guns’n Roses.

Demanda a Guitar Hero

Los Guns son tan populares que su música y su imagen se ha usado en innumerables películas, videojuegos y hasta tragaperras, como la que se puede encontrar en este sitio. Las canciones de esta banda eran, entonces, sumamente necesarias en la confección del famoso videojuego Guitar Hero, que propone la ejecución de clásicos del rock a través de instrumentos compatibles con la consola de juego. Así pues, Axl Rose cedió los derechos de la canción “Welcome to the Jungle” para la versión Guitar Hero III, con la condición de que no hubiera ningún vínculo con el antiguo guitarrista de la banda, Slash, ni su conjunto actual, los mencionados Velvet Revolver. Sin embargo, no solo el juego utilizó la imagen del icónico guitarrista, inconfundible con sus rulos largos y su sombrero de galera, sino que también incluyó canciones de Velvet Revolver. Como si esto fuera poco, el Guitar

Hero III contenía el tema “Sweet Child o’Mine”, cuyos derechos Axl Rose había cedido para el Guitar Hero II y no había renovado para la actual versión. Todo esto fue más que suficiente para que el cantante tomara cartas legales en el asunto contra los creadores del producto. No es un dato menor que el Guitar Hero III ha sido uno de los videojuegos más comercialmente exitosos de la historia, con ganancias de más de mil millones de dólares.

Los Guns’n Roses sin Slash

Axl Rose se convirtió en el emblema de la banda luego de que el mítico guitarrista Slash la abandonara en 1996. Sin embargo, las malas energías generadas por las disputas en la banda tuvieron su repercusión en el largo plazo. Incluso en los shows de 2010 en el Reino Unido, los Guns (y Axl Rose en particular) recibieron reproches y quejas del público y de los organizadores por su falta de puntualidad y su desorden al momento de presentarse a tocar. Tales fueron los casos de los Festivales de Leeds y Reading del 2010, así como también en su concierto de Dublín el mismo año, cuando la banda abandonó el escenario en medio de una lluvia de botellas de plástico arrojadas por la multitud al grito de “We want Slash!”.

Los motivos de la separación de la banda

Las razones por las cuales Slash abandonó los Guns’n Roses nunca estuvieron muy claras, a pesar de que todos los miembros de la banda dieron explicaciones hasta el cansancio, explicaciones que se sumaron a los ulteriores comentarios de los managers, organizadores y personas cercanas al grupo.

El comienzo de los malos tiempos puede rastrearse en la gira conjunta de los Guns con Metallica en 1992, la cual Slash rememora en su autobiografía publicada en el año 2007, De Guns’n Roses a Velvet Revolver. Allí, el guitarrista señala que, incluso para aquel momento, la banda se había acosumbrado a la impuntualidad a causa de las extravagancias de Axl Rose, quien, en el marco de aquella gira, había organizado fiestas temáticas todos los días. Metallica no era una banda que tolerara esa falta de profesionalidad, por lo que eligieron tocar siempre primeros para evitar las demoras causadas por sus colegas. En una oportunidad, en Montreal, James Hetfield se lesionó y los Guns’n Roses fueron llamados al escenario para reemplazar a su Metallica antes de tiempo. Aun en medio de una emergencia, a causa de los excesos de Axl Rose, la presentación se retrasó otras tres horas y la banda solo tocó 90 minutos, el mínimo establecido por los organizadores. Slash rememora que tanto él como Duff tomaban grandes cantidades de alcohol como producto de esta crisis: mientras esperaban que Axl terminara con sus eternas fiestas previas a los recitales, ellos se bebían litros y litros de vodka en el backstage.

RockFM